Sociedad Civil Valenciana: Conciencia crítica para un buen gobierno

Foto de familia de los integrantes de Sociedad Civil Valenciana

Foto de familia de los integrantes de Sociedad Civil Valenciana

Sociedad Civil Valenciana surge para mejorar la convivencia y las condiciones de vida de "todos" los ciudadanos al margen de privilegios y discriminaciones, según su presidente Fernando Mut.

La asociación Sociedad Civil Valenciana se ha presentado este martes como "contrapeso necesario para llegar donde la política no puede llegar" y, frente a "la manipulación y el adoctrinamiento", defienden "libertad, igualdad y respeto a la ley".

Así lo ha manifestado el presidente de esta entidad, Fernando Mut Oltra, en la presentación ante los medios de este movimiento "por los derechos civiles" e "independiente del poder político y del económico" este martes en plena calle, frente al Palacio del Marqués de Dos Aguas de Valencia, un monumento emblemático de la Comunidad Valenciana.

La "condición indispensable" para pertenecer a Sociedad Civial es tener  el sentido de "pertenencia a España, Valencia y Europa" en el marco del espíritu humanista y universal heredado de la mejor Ilustración valenciana, española y europea".

Sociedad Civil Valenciana ha resaltado su pertenencia a España y a Europa

Se trata de una asociación en la que se lleva trabajando un año para crear un "equipo potente" de "miembros transversales, de distintas ideologías y campos del saber", lo que exige ser necesariamente "deliberativos". Se definen como "constitucionalistas de izquierda, centro y derecha" siendo incompatible ocupar un cargo público con ser integrante de la junta directiva.

Surgen, según su presidente, a causa del "déficit de las instituciones para representar los intereses colectivos" y porque "España es una partitocracia en la que la política se anquilosa si no existe una presión de la sociedad".

Mut ha denunciado la "creciente arbitrariedad" en las decisiones políticas y, frente a esta problemática, ha presentado Sociedad Civil Catalana como "hijos de la razón" y provenientes de la sociedad civil, que "no es necesaria ahora, sino en cualquier caso".

"Libertad, igualdad y respeto a la Ley"

Así, desde "la libertad, la igualdad y el respeto a la ley", defienden que Europa es "la unidad de la diversidad", por lo que respetan "las identidades locales, autonómicas y provinciales". En esta línea, uno de sus objetivos es la "cohesión territorial" en la Comunidad Valenciana, dado que consideran que existe cierta "desafección" entre Alicante, Valencia y Castellón. Además, buscan mostrar la Comunidad como un "espacio de oportunidades" que presenta las "condiciones necesarias para la llegada de empresas".

Sociedad Civil Valenciana pretende "incidir en el ámbito público para mejorar la convivencia" y lo hará por medio de seminarios, conferencias y alianzas con otras asociaciones. En concreto, expondrán sus puntos de vista sobre temáticas como la "cohesión territorial", la educación y el "tema lingüístico", la transparencia o las infraestructuras, aunque "en segundo plano" porque está cuestión "está yendo ya hacia su meta", ha afirmado el presidente de la asociación.

También ha indicado, a preguntas de los periodistas, que en cuanto a la financiación autonómica, "se ha pasado de una demanda brutal los últimos tres años al silencio" y ha abogado por llevar a cabo una "revisión de la capacidad del Estado y una distribución racional".

Fernando Mut durante su intervención

Fernando Mut ha sostenido en su comparecencia que existen "conflictos" en la Comunitat sobre los que Societat Civil Valenciana pretende incidir, como el "sentimiento de discriminación" en Educación, los temas medioambientales y del agua o el "problema territorial" que provoca que "Alicante y Castellón están muy separados de Valencia".

Sobre el "conflicto educativo" que observan, el presidente de esta nueva entidad ha argumentado que Sociedad Civil Valenciana respeta "la identidad valenciana, pero también la española y la europea".

Preguntado por la relación de esta asociación con Societat Civil Catalana, Mut ha explicado que existen "espacios similares" en Baleares, Canarias, Andalucía, Navarra y Cataluña, aunque ha remarcado que no dependen "de nadie" y sus "problemas" son los de la Comunitat Valenciana. "Independencia absoluta. Amistad, pero libertad de actuación", ha agregado.

Asimismo, ante la cuestión de si Sociedad Civil Valenciana emerge frente a un posible "germen" del independentismo en la Comunitat, Mut ha apuntado que hay "germen de todo en todos los lados" y ha destacado que en Cataluña "una parte de la sociedad callada ha salido". Sin embargo, ha asegurado que "el caso de la Comunidad Valenciana es distinto, aunque se perciban gérmenes de todo tipo".

En cualquier caso, ha presentado este movimiento como un instrumento para "revertir todo lo que sea disgregación de la gente" porque, ha defendido, "no queremos privilegios para nadie". En este punto, ha criticado que "la política se ha convertido en un circo mediático para la toma del poder". "El discurso político está mediatizado por el interés de obtener dicho poder; el discurso de la sociedad civil es absolutamente libre, no tiene ataduras de ningún tipo".

Equipo potente

El presidente de Societat Civil Valenciana ha explicado que llevan un año de trabajo para "crear un equipo potente". La asociación contará con un Consejo Consultivo compuesto por "personas influyentes que marcan las pautas", aspiran a integrar socios con cuyas cuotas se financiarán -además de donaciones y esponsorizaciones- y una Junta Directiva presidida por Fernando Mut Oltra, arquitecto.

Esta Junta Directiva está compuesta  además por Susana Espada Saenz (funcionaria municipal), José García Roig  (empresario, economista y abogado) y Luis Sendra Mengual (arquitecto y decano del colegio de arquitectos de la CV) como vicepresidentes, y Eduardo Goig Alique (abogado) como secretario.

Además, como vocales figuran Carlos Gracia Calandín (ingeniero industrial y director de instituto); Gonzalo Bou Fernández (abogado); Julio A. García Esteve (maestro y presidente de la asociación en defensa del castellano); Pilar García Jáuregui (socióloga); Melchor Senent Lehur (ingeniero de la construcción); María Antonia García Benau (catedrática de economía de la Universitat de València); María Teresa Caturla Puebla (relaciones públicas y experta en protocolo); Manuel Sanchís Marco (ex funcionario de la Comisión Europea, economista y profesor universitario); Ramón López Martín (catedrático de Educación en la Universitat de València); Carlos Pastor Antón (catedrático de fisica de la Universidad Miguel Hernández); Carmen de Rosa Torner (funcionaria de justicia); Mª José Gratacós Herrera (funcionaria del ayuntamiento de Valencia), y Susana Sorribes Membrado (abogada y presidenta de la asociación de inspectores de educación).

 
Comenta esta noticia
Update CMP