23 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La "alarmante amenaza" por la que el PNV maneja esta vez "asociarse" con Rajoy

El lendakari, Iñigo Urkullu, en un encuentro anterior con Rajoy en La Moncloa

El lendakari, Iñigo Urkullu, en un encuentro anterior con Rajoy en La Moncloa

El líder del PP sigue su ronda de contactos bajo la premisa de que "nada es lo que parece" y que sus posibles aliados han puesto sobre la mesa una posición "de máximos". Pero es optimista.

"De momento, no". Esta es la conclusión del encuentro que este miércoles mantuvieron en La Moncloa el presidente en funciones y candidato a la reelección y el portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban. Mientras los barones del PSOE siguen insinuando -el último el valenciano Ximo Puig- que finalmente Pedro Sánchez arbitrará una fórmula para permitir la investidura de Mariano Rajoy -cobra fuerza la tesis de un segundo Comité Federal-, la maquinaria popular sigue engrasando los contactos y considera muy importante sumar al acuerdo final a los cinco diputados peneuvistas.

Bajo la tesis expresada por el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, de que los partidos siempre ponen sobre la mesa al inicio de las negociaciones "posiciones de máximos", Rajoy cuenta con un as bajo la manga que le permitiría la denominada "vía de los 175", la suma de los 132 escaños del PP, los 32 de Ciudadanos, los 5 del PNV y la diputada de Coalición Canaria, que 'Génova' cree prácticamente amarrada.

Según las fuentes consultadas, Rajoy considera que puede "seducir" finalmente al PNV gracias a una generosa oferta de inversiones y un "cambio de cromos" que se antoja decisivo. Y es que el partido que lidera el lendakari Iñigo Urkullu afronta unas elecciones vascas en otoño con un preocupante precedente y una alarmante previsión. El precedente: el PNV ha sido el protagonista del auténtico sorpasso del 26-J siendo superado por Podemos en votos y escaños. 330. 730 lograron los de Pablo Iglesias frente a los 286.215 de los peneuvistas. Cabe recordar, que la formación morada defiende en su programa la celebración de un referéndum independentista.

Rajoy ve viable la "agenda vasca"

Pero lo peor es que todos los sondeos,  -el último el euskobarómetro que difunde la Universidad del País Vasco-, concede la victoria a Podemos en las autonómicas de otoño. Esa previsión, sumada al coqueteo que mantienen Podemos y Bildu, han llevado una honda preocupación tanto a La Moncloa como a Ajuria Enea.

En conversaciones informales, el PP  ya ha trasladado a los de Urkullu su disposición a convertirse en su socio para permitirle continuar como lendakari, a cambio de apoyos puntuales a lo largo de la legislatura, la tesis que ha admitido este miércoles el portavoz nacionalista Aitor Esteban en su conversación con Rajoy. Ambos partidos comparten casi al cien por cien su política económica y los populares consideran que la apelación a la política penitenciaria por parte del PNV tiene más que ver con la estrategia de campaña de Urkullu para las elecciones de otoño de arrebatar a los batasunos una de sus grandes banderas.

Comenta esta noticia
Update CMP