21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado implora a Vox: "¿Para qué vamos a pisarnos la manguera entre nosotros?"

Abascal y Casado, en la concentración de Colón

Abascal y Casado, en la concentración de Colón

El líder del PP ofrece su mano a Abascal para sumar en un futuro gobierno de coalición aunque insiste en que, lo que piden los votantes del partido verde, "ya se lo ofrecemos nosotros".

En los últimos compases de la campaña electoral, los mensajes de los líderes políticos se van suavizando y tratan de ser más conciliadores. Solo así se interpreta el recado, en tono que roza la imploración, que Pablo Casado ha mandado a un Santiago Abascal imparable, apelando a llevarse bien tras el 28-A.

Antes de nada, el líder del PP se ha reivindicado como el único candidato que propuso acuerdos electorales a Vox y Ciudadanos con mucha antelación a las elecciones y ha insistido en la necesidad de sumar votos contra Pedro Sánchez. "Tengo legitimidad para decir (a Vox y Ciudadanos), que unifiquemos el voto para evitar que Sánchez siga en La Moncloa", ha asegurado en una entrevista en Esradio, añadiendo que "tengo la legitimidad de que lo he intentado todo".

En relación con los líderes de Ciudadanos y Vox, Albert Rivera y Santiago Abascal, Casado ha declarado que "ni sus electores ni los míos podrían entender que no llegáramos a acuerdos" y repitió uno de sus mantras electorales: "A mí no me pregunta nadie con quién voy a pactar el lunes" a diferencia de a Rivera que nadie sabe a quién va a apoyar, decía, porque "ya apoyó a Sánchez en 2015".

Se ve ganador, pese a todo

Casado ha asegurado que mantiene sus expectativas de al menos cien escaños y ha destacado que, basándose en las encuestas más recientes, hay un 40% de indecisos: "En las provincias pequeñas, las elecciones se van a decidir por los restos de votos. Todo está abierto y veo una muy buena respuesta en la calle. Yo creo que vamos a ganar las elecciones, lo digo sin petulancia, lo creo de verdad. Tengo un proyecto sostenible por la España de los balcones" y "esa política transversal va a cuajar y lo único que pido es que lo aunemos a través del PP".

 

"Al final, Vox o Ciudadanos, tengan 10 escaños o tengan 40, van a tener la influencia que ellos quieran tener para entrar en el Gobierno o para decidir la investidura o la legislatura. ¿Para qué vamos a andar pisándonos la manguera entre nosotros?", ha dicho abriendo la puerta por primera vez a una entrada de Vox en su ejecutivo.

También se ha referido al día después de las elecciones. Tras insistir en que no le cabe "la menor duda" de que Rivera pactará con Sánchez si le dan los números y además "apelarían a la responsabilidad" del PP para que se abstuvieran, ha dicho que si gana él "se quiere achicharrar en los primeros días" en la Moncloa, sin cálculos electorales, porque España "necesita un plan de choque".

 

Comenta esta noticia
Update CMP