26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Aitatxu Delivery, el confinamiento no puede con el talento

Uno de los proyectos más prometedores del panorama gastronómico de la capital ha estado a punto de sucumbir al Covid-19, pero el aplomo y la tenacidad de su impulsor le han salvado.

Álvaro González de Audicana es uno de los cocineros con más proyección de Madrid, y aunque el Coronavirus ha intentado acabar con él, estrena un servicio de comida a domicilio en el que apuesta por platos elaborados al vacío a baja temperatura, fáciles de regenerar en casa y en los que la materia prima conserva intactas todas sus cualidades, lo que demuestra una vez más que el delivery ha llegado para quedarse.

Disfrutar en casa de una cocina de calidad ya elaborada sigue siendo tendencia tanto para el día a día (en los que el trabajo o el teletrabajo con niños nos impide ‘calzarnos’ el delantal) como como para sorprender a nuestra pareja u organizar un encuentro especial con amigos o familia. Así que, González de Audicana estrena ahora el delivery de Aitaxtu con algunos de sus platos más emblemáticos debidamente adaptados y con suculentas novedades.

Producto, salsa y guarnición. En Aitaxtu, la materia prima de primer nivel bien ejecutada y presentada es la protagonista de una cocina honesta y sin excesos, cimentada en las bases de la cocina vasca que, sin embargo, no escapa al toque personal de su autor. Esa filosofía, que situó a este comedor sito en el barrio Salamanca de Madrid en uno de los restaurantes revelación el año pasado (con varios reconocimientos tanto al local como al chef), es la que sigue ahora su delivery en el que se ha apostado, en líneas generales, por elaboraciones sencillas hechas a baja temperatura que llegan a casa al vacío. De esta manera, para que el plato quede como recién hecho en el restaurante el cliente solo tiene que «darle un susto» al horno o al baño María y puede incluso conservarlo durante varios días en el frigorífico antes de consumirlo.

Entre las propuestas de Aitaxtu para pedir a domicilio se encuentran dos aperitivos para abrir boca: la clásica gilda de aceituna, piparra, boquerón artesano y huevo de codorniz y unos boquerones frescos marinados en el propio restaurante. Como principales, se puede optar por algunos de los clásicos de la cocina de Álvaro, como el foie artesano (macerado durante 24 horas con zumo de naranja, PX, armañac y unas gotas de Martini), las costillas de cerdo ibérico o el steak tartar de auténtico buey certificado de rubia gallega (se prepara 20 minutos antes de la salida del pedido y llega en frío), por alguna de sus suculentas novedades: puerros con salsa kimchesco (la versión vasca de los calçots catalanes a base de salsa romesco con kimchee), alubias rojas de Tolosa con costilla adobada, chorizo y morcilla, alitas de pollo con un toque thai o carrillera ibérica con pure de patata trufado. Un puré estilo Robuchon que en el restaurante acompaña a varias elaboraciones y que Álvaro prepara con generosa cantidad de trufa negra natural de Javier Acedo, el trufero de los estrellas Michelin.

Los pedidos se tienen que realizar 24 horas antes a través de la web www.aitatxu.com y el horario de entregas –a través de la empresa francesa Stuart– es de jueves a domingo de 12 a 16 h y de 20 a 23 h. Pueden también recogerse en el restaurante. Aitatxu. Claudio Coello, 122 Teléfono: 91 051 54 34

Comenta esta noticia