26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El ministro Escrivá ridiculiza a Iglesias por hablar de la calle sin pisarla

Escrivá en una comparecencia en el Congreso.

Escrivá en una comparecencia en el Congreso.

El titular de Seguridad Social está cansado de que el vicepresidente vaya mandándole mensajes por los medios de comunicación cuando hacer, lo que se dice hacer, poco. A buen entendedor...

Cuando el ingreso mínimo vital fue convalidado en el Congreso, en junio, la diputada canaria Ana Oramas le dijo a José Luis Escrivá que él y su equipo eran "las hormigas" de este cuento y Pablo Iglesias, la "cigarra". El que parecía que hacía sin hacer. 

Hormiga o no, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se ha cansado de que el vicepresidente segundo vaya afirmando en los medios de comunicación que el atasco en la resolución de los expedientes del IMV es inaceptable o que lo de las bajas remuneradas para los padres de niños en cuarentena tiene que salir adelante sí o sí. 

Sin perder la compostura que le caracteriza, Escrivá puso algunos puntos sobre las íes a Iglesias este jueves en los micrófonos de Onda Cero

Para empezar, el ministro de Seguridad Social desmintió que el vicepresidente de Derechos Sociales haya hablado con él para impulsar las bajas remuneradas, e incluso Carlos Alsina bromeó con que Iglesias está cogiendo la extraña afición de contar conversaciones con ministros que nunca han existido. 

"A mí no me lo ha sugerido y yo soy el ministro competente", recalcó Escrivá. Y después precisó, al ser preguntado si pudiera ser que Iglesias esté por encima de él, que "cada ministro es competente" de lo suyo y luego están las comisiones delegadas del Gobierno. "La comisión de Asuntos Económicos sería la competente y luego el Consejo de Ministros".

Aunque el mayor palo se lo dio al vicepresidente al hilo del ingreso mínimo vital. El lunes, Iglesias sugirió a Escrivá en la SER que salga a la calle para ver cuánta gente hay pasándolo mal y esperando esa prestación. 

A lo que el ministro socialista replicó que él ha visitado dos centros del Instituto Nacional de la Seguridad Social -cosa que el vicepresidente no-, donde ha visto con qué dedicación y empatía los funcionarios respondían llamadas y atendían a la gente. "Es espectacular, y creo que esto también es otra perspectiva de 'salir a la calle'", se la lanzó.

Y además resaltó que de 900.000 expedientes ya se han tramitado y resuelto 330.000, la tercera parte. "Quien tenga experiencia administrativa entenderá el esfuerzo", concluyó. No es el caso de Iglesias.

Comenta esta noticia