Marta Calvo falleció tras un fatídico juego de sexo y drogas, según el detenido

Marta Calvo

Marta Calvo

El padre de Marta Calvo pide en una carta "respeto" y "justicia" para su hija y muestra su deseo de recordarla "con la sonrisa de esa niña dulce que se convirtió en una mujer llena de vida"

Tras declarar durante más de cinco horas,Jorge Ignacio P. J., de 37 años, detenido como sospechoso de la muerte de Marta Calvo, la joven de 25 años desaparecida en Manuel (Valencia) desde principios de noviembre ha confesado que la joven falleció por un paro cardíaco mientras mantenían relaciones sexuales y consumían cocaína, una práctica conocida como ‘fiesta blanca’.

Tras ello, y bloqueado por la situación, Jorge Ignacio procedió a descuartizar el cuerpo de la joven y repartirlo en bolsas que depositó en varios contenedores. Cabe destacar que el detenido ya había sido investigado por la muerte de una prostituta en el barrio de Russafa (Valencia) tras consumir cocaína.

"Respeto y justicia"

El padre de Marta Calvo, ha pedido "respeto" y "justicia" para su hija, a la que quieren recordar con "la sonrisa de esa niña dulce que se convirtió en una mujer llena de vida. Una vida truncada de forma atroz".

La chica quedó el 7 de noviembre con un hombre por internet y mandó a su madre su ubicación en la localidad de Manuel, a través de la aplicación de WhatsApp. El principal sospechoso de la desaparición de la chica se entregó en la madrugada de este miércoles en el cuartel de la Guardia Civil y, en una primera declaración, confesó ante los agentes que había "desmembrado" el cuerpo y arrojado a varios contenedores.

En una carta remitida al Programa 'Espejo Público' de Antena 3, el padre de la joven explica que viven "desde hace casi un mes sumidos en una auténtica desesperación". "Lo peor que puede vivir un padre es no saber dónde está su hija. Veintiséis días de incertidumbre, miedo, preocupación... con sus 26 noches, hasta recibir esa llamada", en alusión a la recibida para comunicarles que Marta sufrió una "agresión física" que "podría haber conllevado su muerte violenta", según las palabras del delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, cuando informó de la entrega del sospechoso.

"Esa llamada que nunca hubieras querido recibir, esa llamada que te confirma tus peores sospechas. Un día que nunca esperabas vivir y que nunca vas a poder olvidar. Lo hemos padecido en familia, arropado por mi pareja, mis padres y mi hijo pequeño, el hermano de Marta. Un joven de 20 años que está sufriendo también", describe el padre.

En la misiva, apunta que quieren "despedirse" de Marta "recordándola juntos. Recordando esa sonrisa suya que no se puede olvidar. Recordando la sonrisa de esa niña dulce que se convirtió en una mujer llena de vida. Una vida truncada de forma atroz".

El padre acaba pidiendo "respeto y justicia" para Marta y da las gracias "a todos los investigadores y cuerpos y fuerzas de seguridad que han trabajado incansablemente por saber qué le pasó a mi hija".

Continúa la búsqueda del cuerpo

La policía judicial de la Guardia Civil continúa este jueves la búsqueda del cuerpo de Marta Calvo, a quien Jorge Ignacio P. J confesó este miércoles haber descuartizado y haber arrojado sus restos a varios contenedores.

La búsqueda se centró este miércoles en la planta de reciclaje de Guadassuar (Valencia), en la que se suspendió la actividad mientras actuaban los investigadores de la Guardia Civil.

El sospechoso de la desaparición de Marta Calvo se entregó la madrugada del miércoles en el cuartel de la Guardia Civil de Carcaixent (Valencia) y confesó que descuartizó a la mujer y tiró las partes del cuerpo por diversos contenedores.

El detenido es un colombiano de 37 años con antecedentes delictivos, que estaba en paradero desconocido desde que el pasado 7 de noviembre se perdiera la pista en Manuel (Valencia) de la joven de 25 años, con la que se había citado por internet.

Comenta esta noticia
Update CMP