18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

A dormir bien también se aprende: 10 secretos para descansar como un bebé

Ponerse una alarma para recordar que hay que irse a dormir es un buen truco.

Ponerse una alarma para recordar que hay que irse a dormir es un buen truco.

Aumentar los niveles de melatonina en el cuerpo de forma artificial es uno de los últimos recursos para facilitar el sueño. Antes de recurrir a sus propiedades, prueba con estos trucos.

Conocer cómo funciona el sueño resultaría de gran ayuda, porque a pesar de ser una función imprescindible para el ser humano, su mecanismo sigue siendo un misterio. Descubrir por qué necesitamos un 30% de nuestro tiempo para dormir es lo que se proponen equipos de investigadores repartidos por todo el mundo que tomaron el pasado 18 de marzo de 2016, Día Internacional del Sueño, como referencia para lanzar nuevos avances.

Los últimos en publicar una nueva teoría han sido los responsables del Centro RIKEN de Biología Cuantitativa en colaboración con la Universidad de Tokio. Su estudio teoriza sobre la posibilidad de que el calcio del cerebro controle el tiempo que se duerme, pero todavía no hay confirmación en humanos. Lo único que tiene claro la ciencia es que el descanso nocturno es esencial para gozar de buena salud, por eso recopilamos estos consejos del experto médico Eduardo González Zorzano para mejorar la higiene del sueño. 

10 trucos para levantarse como nuevo

1. Establecer un horario de sueño regular y seguir el ritmo de sueño que marca el organismo. 

2. Controlar los factores ambientales como la luz en el dormitorio o una temperatura confortable. Ventilar la estancia y aislarse ruidos ayudan a dormir mejor. 

3. Disponer de un colchón en buenas condiciones, ni demasiado duro ni demasiado blando. La almohada debe acompañar y no tener una altura poco adecuada para ti. 

4. Evitar ingerir grandes cantidades de comida y bebida durante las 3 horas previas a irte a la cama. Las digestiones pesadas siempre dificultan el sueño. 

5. Evita las siestas largas durante el día. Lo recomendable es que duren entre 15 y 30 minutos y que desde su finalización hasta el momento de irte a dormir por la noche pasen al menos 7 horas. 

6. Vete a la cama cuando tengas sueño. Cuando sientas pesadez en los párpados o bostezos incesantes cambia el sofá por la cama ipso facto.

7. Establece un ritual relajante para ir a dormir que se adapte a tus gustos y necesidades. A algunas personas les funciona la lectura, a otras una ducha para eliminar tensiones y otras incluso practican ejercicios de yoga. Si aún así no lo logras, concéntrate en pensamientos positivos y tranquilizantes. 

8. Elimina de tu dieta el consumo de tabaco, bebidas alcohólicas o sustancias estimulantes como el café, la cafeína o el té. Merman la calidad del sueño. 

9. Practicar unos 30 o 40 minutos de deporte al día está más que recomendado por los médicos pero ten en cuenta su efecto excitante. Si realizas actividad física que sea entre 4 y 6 horas antes de acostarte. 

10. Consulta con un especialista la posibilidad de recurrir a la melatonina. Es una sustancia natural que ayuda a disminuir el tiempo necesario para conciliar el sueño. En casos de insomnio por nerviosismo también recomiendan amapola de California y valeriana. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP