29 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Así reacciona una presentadora de la CNN cuando la ministra le miente a la cara

La ministra de Exteriores entrevistada en la CNN.

La ministra de Exteriores entrevistada en la CNN.

La titular de Exteriores fue entrevistada por la cadena y en vez de reconocer el drama del coronavirus en España se dedicó a quitar hierro a la situación. Aunque se ve que no fue convincente

Ésta es la cara que se le quedó a la periodista de la cadena CNN Becky Anderson cuando escuchó a la mismísima ministra de Exteriores, Arancha González Laya, restar importancia a la devastadora segunda ola del coronavirus. Solo este jueves, el Ministerio de Sanidad notificó 182 muertes más y 9.419 nuevos casos en 24 horas.

González Laya, que habla un inglés fluido, ha hecho varias entrevistas a lo largo de las últimas semanas a medios extranjeros, interesados en conocer cómo es posible que España se haya convertido en un agujero negro de la pandemia. Siempre con un objetivo: rebajar el nivel de preocupación que existe en todo el mundo respecto a España, que ha llevado a muchos países a imponer cuarentenas a los viajeros.

Una de ellas fue al programa estrella de la CNN dedicado a la información internacional, Connect de world, presentado por una veterana periodista británica. 

Anderson no se anduvo por las ramas y, nada más saludar a la ministra, le espetó que tres meses después de un confinamiento "duro y exitoso" España está teniendo "el peor comportamiento de todo el Este de Europa". Y particularmente le habló de Madrid. Después añadió que tan mal están las cosas que el Gobierno de Pedro Sánchez ha pedido médicos de fuera. "¿Han recibido esa ayuda?". 

La ministra, por su parte, corrigió a la periodista y replicó que no hay tal emergencia. Que España está como el resto. "Lo que está ocurriendo en España es la norma, no la excepción. Lo que estamos viendo en España es lo que estamos viendo en Francia, en el Reino Unido, en la República Checa, en Holanda o en Israel. Lo que estamos viendo es la segunda oleada de casos", aseguró. 

Acto seguido añadió que ahora que sabemos más del virus podemos afrontarlo mejor y que los casos en España se deben a "la libertad de movimiento". "Estamos viendo casos en gente más joven, en reuniones familiares, en la vida nocturna o en los temporeros de la agricultura", enumeró.

También trató de explicar que España está localizando y aislando a los positivos, pero a su entrevistadora le fue mudando la cara porque no se lo creía. Hasta que le interrumpió. "Eso tiene sentido, pero desde el respeto: No ha estado funcionando. ¿Así que qué harán después?".

Y González Laya volvió al argumentario e insistió en que España está realizando tests a 8.000 personas al día y que la tasa de mortalidad es del 1% frente al 8% que llegó a alcanzar en marzo. 

Sea como fuere, las noticias negativas en la prensa sobre la evolución del virus en España se acumulan. Este miércoles la canciller alemana, Angela Merkel pidió a sus compatriotas que en las vacaciones de otoño (que son ahora en octubre) se queden en Alemania o como mucho viajen a Italia, pero no a España. 

El Gobierno trata de contener la hemorragia de la imagen de España con entrevistas como la de la CNN, pero por lo que parece no está resultando creíble.

Comenta esta noticia