Fran López, el alcalde más joven: "En el bar se hacen afiliados y simpatizantes"

Fran López, que cumple un año como secretario general de Joves Socialistes, la filial del PSPV-PSOE, reclama más medidas para emancipación o movilidad en el programa electoral de 2019.

Titulado en Ciencias Políticas y a dos asignaturas de obtener el grado de Derecho, Francisco Alberto López López, más reconocido como Fran López, cumple un año como secretario general de Joves Socialistes, la filial del PSPV-PSOE para aglutinar a los menores de 30 años socialistas . A los 19 años obtuvo acta como concejal en la oposición, y en 2015 ya levantó la vara de mando de su municipio, Rafelbunyol. Con 24 recién cumplidos era el alcalde más joven de la Comunitat. 

Dirigentes comarcales de su partido a los que hemos entrevistado recientemente destacan que la marca PSOE 'vende'. ¿Lo hace también entre el electorado más joven?

Desde luego, está mucho mejor que antes y lo acreditan las encuestas e incluso los resultados de las elecciones de 2015. La gente entonces estaba harta del PP y el cambio se ha consolidado. El PSPV-PSOE manda en el 80% de los municipios y a la gente joven le llega. Nota que cuando se matricula en la universidad le cuesta menos que años atrás, que existen más becas, más ayudas para alquiler... Observa un cambio de paradigma.

¿Y ese auge al que alude, se percibe en un incremento de afiliaciones o se limita más a apoyo electoral o percepciones?

Nuestra organización aumenta en censo, pero resulta innegable que el concepto de militancia a un partido no está en auge. No obstante, existen nuevas formas de simpatizar que se traducen en activismo político no vinculado a pagar una cuota. Hoy se hace mucha labor en redes sociales. Se trata de una forma de mostrar simpatía.

Con 14 años cogí el metro en Rafelbunyol y me fui a la plaza de toros de Valencia para asistir a un mitin de Zapatero. A partir de ahí me afilié al PSOE

En años de voluntades y apoyos volátiles, cambiantes, ¿cómo motivan al ciudadano menor de 30 años para que se implique en política, que lo haga en el PSPV y que no se marche a otro partido después o se canse de la política?

Implicamos ejerciendo la política desde las instituciones. Yo me afilié, por ejemplo, porque simpatizaba con las ideas de Zapatero. Con 14 años cogí el metro y me fui a la plaza de toros de Valencia para asistir a un mitin suyo. Aquí ya coincidí con gente de mi pueblo y me dijeron de afiliarme. Yo no procedo de una familia vinculada a la política.

¿Y ahora cree que a sus congéneres les arrastran las ideas como lo hizo Zapatero con usted?

Ahora moviliza el ejemplo de Ximo Puig o la política de cercanía de alcaldes y concejales, con más participación, generando empatía. Y a partir de ahí, quien se implica, muchas veces da el paso de afiliarse. Cuando la gente ve que no has venido a robar ni te has enriquecido y que eres como ellos, te apoya. Uno no se levanta y dice: "me afilio a un partido". Se hace más por amistad, por contactos. Si hablas con un amigo en un pub, en un bar o donde sea, generas simpatía. Le invitas a venir a la sede, ve que esto no es una secta y, si le gusta, se afilia o se hace simpatizante. 

Cuando la gente ve que no has venido a robar ni te has enriquecido y que eres como ellos, te apoya. Uno no se levanta y dice: "me afilio a un partido"

¿Cree que en la configuración de listas para las próximas elecciones su partido hará el mismo hueco para Joves Socialistes como en 2015, cuando estaba en la oposición y no partía del gobierno, como ahora?

Pienso que quien ha estado trabajando estos años merece entrar. Desde luego, apoyaremos a todos los candidatos jóvenes que quieran dar el paso de presentarse a primarias, como María Jiménez en Oropesa. Ximo Puig ya hizo una apuesta fuerte en 2015 incluyendo un 20% de jóvenes en listas. Ahora creo que podría duplicarse. No hemos de pedir permiso. Con Sandra Gómez en València, con José Muñoz como responsable de organización o con Tania Baños en Vall d´Uixo se demuestra que Ximo Puig acertó en esa apuesta suya por una generación de jóvenes.

Esos jóvenes a los que usted alude ya han superado, en algunos casos, la barrera de los 30 años para estar en Joves Socialistes de cara a las próximas listas. No contarán como esa cuota del 20%. ¿Tienen ya su relevo generacional en la cantera socialista?

José Muñoz creó una forma de trabajar, con los jóvenes formándose en las escuelas del partido, que se ha quedado. Quien se afilia a una organización juvenil política lo hace porque quiere cambiar el mundo a mejor y defender unos valores. Está claro que se hace mejor desde el gobierno, donde puedes influir en unos presupuestos, que desde la oposición.

Existen nuevas formas de simpatizar que se traducen en activismo político no vinculado a pagar una cuota. Hoy se hace mucha labor en redes sociales.

¿Y a qué militantes de Joves Socialistes hemos de seguir para ver si ocupan un lugar destacado en las candidaturas de 2019? 

Por ejemplo, a Lorena Pedrero, de Elda y secretaria general de l´Alt Vinalopó. Yo apostaré por ella para cargos de máxima responsabilidad porque está más que preparada. Espero igualmente que Abel Martí Ruiz sea candidato a la alcaldía de Rotglà i Corberà. También confío mucho en Jordi Ortiz en Alcoy, que con 21 años ya ha publicado tres libros y ha ganado premios europeos. Me quedo asombrado de tanto talento.

¿Además de con nombres, pretenden influir también con propuestas en el programa del PSPV-PSOE para las elecciones autonómicas de 2019?

Desde luego. Desde nuestro punto de vista, la emancipación ha de ser un tema fundamental para el programa de 2019, con más ayudas a alquiler y compra de vivienda. También queremos que se bonifique el 99% de la matrícula en la universidad para quien apruebe o que se incluya medidas para ayudar a corregir el modelo de empleo precario y temporal. Hoy un joven con mil euros no puede disponer de una vivienda, con todos los gastos que conlleva. Del mismo modo, reclamaremos más ayudas para desplazamiento y movilidad.

Queremos que se bonifique el 99% de la matrícula en la universidad para quien apruebe o que se incluya medidas, en el programa electoral de 2019, para ayudar a corregir el modelo de empleo precario y temporal.

¿Se trata de una especie de igualdad intergeneracional lo que reivindican?

Queremos que cada vez haya más igualdad en todos los aspectos, también entre quien tenga o no dinero.

Y si nos centramos en su localidad, Rafelbunyol, ¿cómo se la presentaría a una persona de Torrevieja o de Benicarló que no la conozca? 

Como muy acogedora, tranquila, dinámica y alegre. En los últimos 15 años ha aumentado hasta en 3.000 habitante y ya alcanza los 9.000. Se encuentra a 20 minutos en metro de Valencia y cuenta con un polígono industrial referente que está al 85-90% de su producción, un 50% más que hace cuatro años. El paro ha bajado hasta el 13%. Nosotros insistimos en la formación, en políticas de ocupación que no se centren en contratos de un mes, que son pan para hoy y hambre para mañana.

Suponga que sí que la conoce quien nos lee, que vive en Valencia o en Torrent, por ejemplo, y que no sabe dónde ir a pasar un domingo en familia. ¿Cómo le convence para que elija Rafelbunyol?

Tenemos dos grandes parques que se llenan los fines de semana precisamente  de gente de València. Yo invito a quien nos lee a que disfrute de nuestro comercio local, de la hostelería, de los hornos...

Con cinco concejales sobre 13, gobernando en minoría, ¿no se ha visto fuera de la alcaldía en estos tres años y medio?

La verdad es que no me puedo quejar. He tenido estabilidad política. Independientes de Rafelbunyol me apoyó primero en el gobierno y luego votando a favor de los presupuestos.

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP