21 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Brutal acción independentista para reventar la manifestación de Barcelona

La mayoría silenciosa tiene el 8-O una cita para demostrar que en Cataluña hay otra realidad. Pero los radicales se están organizando para evitarlo. En Madrid, éxito de la cita "por España".

Quienes apelaban a la democracia para votar en un acto ilegal en realidad no tienen ningún apego a las reglas del juego democráticas y a las libertades. Diversos sectores independentistas, tal y como ha podido averiguar ESdiario, han lanzado una campaña a través de las redes sociales y mediante mensajes compartidos telefónicamente, vía WhatsApp, para impedir que la gente llegue a Barcelona, desde distintos puntos de Cataluña y también del resto de España, para estar presente en la manifestación convocada por Societat Civil Catalana (SCC).

Un boicot violento en toda regla -que explicamos en el siguiente párrafo- contra esa cita de SCC que llama a todos los ciudadanos, entidades cívicas, partidos políticos y organizaciones que quieran defender los valores constitucionales por encima de cualquier ideología. La marcha, bajo el lema "¡Basta ya! ¡Recuperemos la sensatez!" o "Prou! Recuperem el seny!", partirá desde la plaza Urquinaona a las 12 del mediodía y quiere reventar de gente las calles de la ciudad condal.

Sin embargo, los independentistas están "trabajando" para precisamente reventar esa convocotoria e impedir que las miles de personas que tienen previsto viajar por carretera hasta Barcelona este domingo, ya sea en autocares o coches particulares, puedan hacerlo. Y para ello, como ha podido constatar ESdiario, han organizado una campaña en las redes que llama a cortar las carreteras desde las 7 de la mañana.

Una campaña bautizada con el nombre de tallem les carreteres (cortemos las carreteras) y que comienza a contar con bastantes adeptos en distintos puntos de Cataluña. Aunque la iniciativa es anónima, está dirigida por el entorno de la CUP, tal y como ha podido constatar este diario. Para impedir el libre acceso de los manifestantes a Barcelona los "convocantes" de este boicot establecen cualquier medio posible, ya sea mediante escudos humanos o barricadas. 

También se han empeñado en esta empresa un grupo de payeses catalanes que anuncian que colocaran sus tractores para impedir el tráfico y evitar de esta forma la llegada de manifestantes a esa convocatoria de Societat Civil Catalana.

Habrá que estar muy atentos al desarrollo de los acontecimientos y poner especia atención a la actuación de los Mossos d' Esquadra para evitar que se corten las principales vías de acceso a Barcelona.

Madrid calienta motores

Mientras tanto, una multitudinaria concentración celebrada en la madrileña Plaza de Colón ha clamado en favor de la defensa de la Constitución tras el referéndum del 1-O en Cataluña con gran cantidad de banderas nacionales y con lemas de los asistentes como 'Viva España', 'Soy español' y "Con golpistas no se dialoga".

La Fundación Denaes ha sido la organización convocacante de la concentración en Plaza de Colón este mediodía en defensa de la nación, la Constitución y el Estado de Derecho tras el desafío soberanista en Cataluña tras el referéndum del 1-O a la que se han adherido cerca de 50 entidades.

Entre ellas se incluyen Fundación Villacisneros, el Círculo Balear, Fundación Valores y Sociedad, Convivencia Cívica Catalana, Enraizados, Comunidad Judía del Principado de Asturias, Hazte Oír, Foro de Guardias Civiles, Galicia Bilingüe, Fundación Gustavo Bueno, Foro Sevilla Nuestra, Profesores por la Ética, Observatorio Cubano de Derechos Humanos y Asociación de las Damas de Blanco.

Según datos de la Delegación de Gobierno, esta concentración en ha sido secundada por 50.000 personas. Los manifestantes de todas las edades han abarrotado la Plaza de Colón con banderas españolas al cuello o en la mano y han gritado al unísono consignas como "Viva España", "Puigdemont a prisión" "No somos fachas, somos españoles", "Con golpistas no se dialoga"; al mismo tiempo que se ha cantado y bailado al ritmo de la música.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha transmitido a los medios de comunicación el compromiso de su formación con la unidad de España y ha señalado que están "con la mayoría silenciosa". "Vamos a vencer a los sepratistas porque somos más y la ley está de nuestro lado y esta semana veremos como acaba el desfaio separatista", ha añadido.

En esta línea, Casado ha expresado estar "muy orgulloso" de ser español y lo que lo que van a hacer es "reivindar la ley, la convivencia, la continuidad histórica de España y la Constitución".

El vicesecretario de Comunicación del PP ha apuntado que el discurso que dio el rey Felipe IV tras el 1-O "dejó muy claro que no va a aceptar ningún chantaje de aquellos que van contra la convivencia y la legalidad de toda España".

A la concentración también ha acudido el consejero de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Carlos Izquierdo, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y el portavoz adjunto en la Asamblea, Alfonso Serrano.

"El Madrid de España, el Madrid de todos. El Madrid que quiere que sigamos caminando juntos", ha apuntado Almeida a través de la red social Twitter.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha aplaudido que en esta misma red social la manifestación en Colón. "En la Plaza de Colón, Madrid se manifiesta por Cataluña, por la unidad de España, y la Constitución. Estamos '#OrgullososdeserEspañoles'", ha recalcado.

En declaraciones a los medios, el presidente de Denaes, Iván Espinosa, ha explicado que con esta concentración vienen "a abrazar a España por parte de todos los españoles vengan de donde vengan". "Lo que esperamos de esto es que se cumpla la ley y se haga cumplir la ley", ha rematado.

Los "golpistas"

En declaraciones a Europa Press, Eduardo, uno de los asistentes de 60 años ha asegurado que ha venido desde Guadalajara a la concentración. "He venido para defender la unidad de mi país y porque estoy orgulloso de ser español".

Por su parte, Sandra de 25 años, ha señalado que quiere defender España y pedir que el Gobierno "actúe y meta a los golpistas en la cárcel".

Por otra parte, miembros de Hogar Social se han asomado desde su sede, al lado de Colón, con banderas para apoya la manifestación.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia