El Elche pudo ganar pero Almirón se conformó con el empate

El preparador argentino dio entrada a Mfulu cuando mejor estaban jugando los suyos y renunció a la victoria

 
Un punto que sabe a poco frente a un rival venido a menos esta temporada como es el Levante. Escaso botín para un equipo que en la segunda mitad le pudo hacer mucho más daño a los de Paco López.

Almirón, por enésima vez, tardó en mover el banquillo, y a pesar de tener jugadores muy cansados sobre el terreno de juego como Lucas Boyé, que fue de los mejores, o Pere Milla, solo hizo un cambio durante los noventa minutos, ya que el segundo cambio, Guido Carrillo salió en el minuto 92.

Podemos decir que este es de los partidos que gana, pierde o empata el entrenador, y en esta ocasión, el preparador argentino estuvo timorato y dejó de nuevo sin minutos a jugadores como Víctor Rodríguez o Nino. La leyenda franjiverde veía con rabia desde la banda todo lo que podía aportar, pero lamentablemente está quedando patente que no es del agrado de Almirón. Algunos se echaban las manos a la cabeza cuando lo advertíamos en pretemporada, incluso algún compañero se atrevió a escribir un artículo para desdecir mi información, afortunadamente el tiempo da y quita razones. 

Volviendo al partido, el Levante salió con los típicos nervios de un equipo que lleva seis partidos sin ganar. El Elche estaba bien asentado sobre el terreno de juego, con la novedad del sistema 4-4-2 que por primera vez ponía Almirón en liza, y en los primeros diez minutos se veía a un equipo que podía hacer mucho daño al Levante. Sin embargo, el minuto 11, después de un saque de esquina y un error en la marca de Josema a Melero, el centrocampista granota puso el uno a cero en el marcador rematando a placer en el área pequeña.

A partir del gol levantinista, el Elche se hizo pequeño y recordó por momentos al del partido frente al Betis y una vez más tuvo que salvar los muebles el de siempre, Edgar Badía

La segunda mitad del encuentro fue totalmente diferente. El conjunto franjiverde salió a por el empate, sabiendo que los de Paco López iban a meterse atrás debido a los nervios de llevar seis partidos sin sumar de tres en tres. El empate llegaría en el minuto 63, después de una falta botada a la perfección por Josema, que la puso perfectamente entre Aitor Fernández y su defensa, para que Tete Morente rematara de forma acrobática y consiguiera el empate a uno. 

A partir de aquí, volvemos al inicio de este artículo, y es que cuando se podía ir a por los tres puntos y se tenía al Levante contra las cuerdas, Almirón “le dijo” a Paco López con la entrada de Mfulu “el empate es bueno”, por lo que los granotas se tiraron arriba y de no ser una vez más por Edgar Badía, Sergio León hubiera conseguido el tanto de la victoria para el Levante con una fantástica bolea.

En definitiva, un punto que es fantástico si lo analizamos fríamente. Todo lo que sea sumar en Primera División y más frente a un rival directo es bueno, pero que si Almirón hubiera sido más ambicioso, pudieran haber sido tres.

Comenta esta noticia
Update CMP