17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Banca catalana se blinda ante el desafío independentista

CaixaBank ha reiterado que "tomará las decisiones necesarias, en el momento oportuno", para hacer prevalecer los intereses de sus stakeholders. El Sabadell cambia su sede a Alicante.

Caixabank, el primer banco de Cataluña, decidirá en las próximas horas si traslada fuera de esta comunidad autónoma su sede social. Entre las opciones que baraja la entidad figuran Palma, Madrid y Sevilla. También ha sonado la opción de Zaragoza. La Comisión Ejecutiva del banco tiene previsto reunirse este jueves por la tarde para estudiar esta cuestión.

Ante el clima de tensión originado por el desafío independentista y los rumores de que la principal entidad Catalana podría plantearse un cambio de sede, fuentes oficiales del banco han trasladado un mensaje similar al comunicado internamente a su plantilla con motivo de la huelga del lunes en Cataluña: "Caixabank reitera que tomará las decisiones necesarias, en el momento oportuno, siempre con el objetivo de hacer prevalecer los intereses de clientes, accionistas y empleados".

De este modo, el banco que preside Jordi Gual no cierra la puerta a ninguna alternativa con la vista puesta siempre en la defensa de los intereses de sus 'stakeholders' (clientes, accionistas y trabajadores). Desde Financial Times, informan que un posible destino sería Mallorca, el negocio bancario en Islas Baleares ha formado parte del grupo bancario desde 1904, año de fundación de la entidad como "caja de ahorros para Cataluña y Baleares".

Tras las abruptas caídas de los tres últimos días, los títulos de CaixaBank repuntaban más de un 3% a media sesión ante la expectativa de que siga los pasos de Banco Sabadell, que ha convocado a su consejo de administración para esta tarde al objeto de estudiar el cambio de domicilio social. Las acciones de Sabadell eran las que más repuntaban del Ibex 35, con una subida superior al 5%.

La urgencia de la decisión se fundamenta en la cercanía del pleno del Parlamento catalán del próximo lunes, en el que Carles Puigdemont podría declarar la independencia de Cataluña de forma unilateral. Los responsables de CaixaBank querrían evitar una situación de inseguridad jurídica, por ello el cambio de sede social de la entidad se materializaría antes del 9 de octubre. El traslado de sede no afectaría a la fundación del banco, que seguiría manteniendo sus oficinas centrales en Barcelona.

La entidad que preside Jordi Gual cuenta con una red de más de 5.400 oficinas en toda España y con 15,8 millones de clientes, así como gestiona unos recursos de clientes de cerca de 350.000 millones de euros. 

Comenta esta noticia
Update CMP