26 de junio de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Doña Pilar no habla a su cuñada y despotrica sobre la señora que escribe bobadas

Sonadas ausencias durante el ingreso hospitalario de la hermana del Rey Emérito han disparado las especulaciones y Pilar Eyre no goza precisamente de la simpatía de la Familia Real.

Mucho se está hablando de la salud de la Infanta Pilar y de las "ausencias" a la hora de recibir visitas en el hospital pero Pilar Eyre asegura en su blog de Lecturas que Don Juan Carlos está muy preocupado por la salud de su hermana, confidente y mejor amiga.

Aprovecha la periodista especializada en Casa Real para recordar, eso sí, que Doña Pilar no es una persona afable y que a ella le tiene "una tirria descomunal" a pesar de que la admira porque ha sido "una rebelde y merece ella sola una biografía que nadie ha escrito aún".

Así, recuerda Eyre que "tiene una condecoración portuguesa por su actuación heroica en el derrumbamiento de la estación Cais do Sodré de Lisboa, aunque su madre confesaba con resignación que era un cardo borriquero porque se negaba a ponerse falda y maquillarse".

Cómo sería, recalca, que "en el crucero Agamenón, fue su propio padre el que bajó a puerto, compró una barra de labios, le sujetó la cabeza y le pintó la boca, aunque la infanta daba alaridos descomunales". 

Ahora, "aunque todas las mañanas habla con Juan Carlos, no se trata ni con sus sobrinos ni tampoco con Sofía", su cuñada. 

Y puesto que "lee todo lo que sale sobre ella, en estos momentos estará despotricando sobre esa señora que solo escribe bobadas sobre nosotros", ironiza Eyre para desearle una pronta recuperación.

Comenta esta noticia
Update CMP