PP: dónde podría sumar más escaños en la Comunidad Valenciana y qué supondría

Fernando de Rosa, candidato al Senado, Belén Hoyo, cabeza de lista al Congreso por Valencia, Isabel Bonig y Mª José Catalá.

Fernando de Rosa, candidato al Senado, Belén Hoyo, cabeza de lista al Congreso por Valencia, Isabel Bonig y Mª José Catalá.

Las encuestas y expectativas internas coinciden en que subirá pero varían sobre las circunscripciones donde lo hará. También aportan datos curiosos sobre en qué localidades centrar esfuerzos

Las encuestas están insuflando aliento a las bases del Partido Popular en la Comunidad Valenciana y, sobre todo, aportan un argumento a los comités de campaña para movilizarlas de cara a las próximas elecciones.

La ilusión de sobrepasar los exiguos registros del pasado mes de abril, donde la formación que lidera Pablo Casado únicamente obtuvo siete diputados en las tres circunscripciones valencianas, está animando a una parte de la afiliación a superar la parálisis interna que se da, sobre todo, en la provincia de Valencia, debida principalmente a la falta de congresos que han impedido la renovación de líderes comarcales y locales.

También está azuzando los pronósticos internos al alza, aunque aquí existen discrepancias. En la comida de cargos en Torrent del 10 de octubre con Antonio González Terol, vicesecretario general del PP, el objetivo se centraba en incrementar la representación un escaño por Valencia (y llegar a cuatro) y otro por Castellón (y alcanzar los dos). Ambas provincias se establecían como prioritarias para los populares. De Alicante nada se comentó.

Conforme van pasando los días la perspectiva, con las encuestas, va virando. Hace un par de semanas un destacado dirigente del PP, buen conocedor de la vida interna del partido, vaticinaba que el incremento sería exiguo, y que se produciría por Alicante. En esta circunscripción la formación que preside Pablo Casado cuenta en la actualidad con tres escaños en el Congreso, defendidos por César Sánchez, Macarena Montesinos y Agustín Almodóbar. El Tiresias moderno aludido avanza que obtendrá un cuarto (sería para Sergio Rodríguez) y que, con él, el PP ascendería a ocho.

Si así ocurriera, el incremento sería demasiado moderado para las expectativas populares y, además, produciría el curioso hecho de que el PP lograría más escaños por Alicante (cuatro) que por Valencia (tres), a pesar de que en la segunda hay en liza 15 y en la primera únicamente 12. Por tanto, en la provincia de Alicante coparía hasta un tercio de las actas congresistas en juego, mientras que en la de Valencia se limitaría a la quinta parte. De confirmarse el 10-N, pondría bastante en tela de juicio la gestión en la provincia de Valencia y refrendaría el crecimiento y la labor realizada en Alicante.

No obstante, esta misma semana el PP barajaba un estudio interno que le proporciona un cuarto escaño por Valencia (sería para Óscar Gamazo) y le otorga hasta un 40% de posibilidades de obtener el quinto (que lo ocuparía Teresa García). Para ello tiene, en cualquier caso, que conseguir movilizar al máximo a su electorado y evitar que lo haga el de otros contrincantes. Ese ascenso pasa por restar directamente a Ciudadanos.

Y en esa movilización de votantes la dirección de campaña  provincial va a tratar de profundizar en la capital, Valencia, y en las principales y más populosas ciudades, como Torrent, Gandia o Sagunto, pero también en localidades menores donde desde la sede en Génova han detectado singulares margen de mejora. Dos  ejemplos resultarían L´Olleria y Náquera.

El PP ha fragmentado las tres provincias para dosificar energía y centrar su acción donde puede obtener más rendimiento, tanto en las localidades antes citadas como en determinadas barriadas de Valencia o Paterna, por poner otros ejemplos. 

En la provincia de Castellón, por su parte, han redoblado esfuerzos tras la comida de Torrent para lograr un segundo escaño, que lo arrebatarían a Ciudadanos, ahora representado en el Congreso por Sandra Julià en lo que a esta circunscripción se refiere. De conseguirlo sería Lluís Gandia quien acompañara a Óscar Clavell.

En cualquier caso, para que el PP mejore, otras formaciones han de empeorar. La mayor parte de esas encuestas de buenos augurios se basan en una caída de Ciudadanos y en un estancamiento de PSPV-PSOE y Vox. A una semana de los comicios, todo sigue muy abierto.

Comenta esta noticia
Update CMP