N.Julve:"El reto del neonatólogo es mejorar el futuro neurológico del prematuro"

Natalia Julve Chover, coordinadora de la UCI Neonatal y Pediátrica de IMED Valencia

Natalia Julve Chover, coordinadora de la UCI Neonatal y Pediátrica de IMED Valencia

La UCI Neonatal de IMED Valencia es de “puertas abiertas” las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Desde que se creó en 2017, se ha posicionado como un referente en la sanidad privada.

Natalia Julve Chover es la coordinadora de la UCI Neonatal y Pediátrica de IMED Valencia. Tiene una especial sensibilidad por los bebés prematuros. Para ella y para todo el equipo médico que integra este servicio en IMED Valencia “son como alguien más de la familia”. Reconoce que es complicado separar la vida personal de la profesional, y trabajando con niños, todavía es más difícil. "Se pasan momentos muy duros, pero es muy gratificante ver pacientes que han pasado situaciones críticas y luego evolucionan favorablemente, como el caso del pequeño Olivier”.

IMED Valencia tiene todos los medios necesarios para atender cualquier tipo de complicación en el embarazo, parto o necesidad del recién nacido. Aunque se ha incrementado la tasa de supervivencia de los recién nacidos con los avances en las unidades de Cuidados Neonatales, “el reto al que ahora nos enfrentamos los neonatólogos es mejorar el pronóstico neurológico de estos prematuros”, señala la doctora.

- ¿Cómo es la UCI-Pediátrica del Hospital IMED-Valencia? ¿Qué la hace diferente a otros hospitales?

La UCI Neonatal y Pediátrica del Hospital IMED Valencia tiene ventajas con respecto a otras unidades pediátricas, sobre todo en dos aspectos fundamentales: la tecnología y el factor humano. Nuestra UCI tiene a disposición de los pacientes un sistema tecnológico de primer nivel: aparatos de ventilación mecánica convencional y ventilación no invasiva de última generación; ventilación de alta frecuencia; aparato de hemofiltración; aparato de hipotermia activa para el tratamiento de las encefalopatías hipóxico-isquémicas moderadas o graves; monitor de actividad cerebral continua; óxido nítrico inhalado; equipo de oximetría cerebral transcutánea...

Asimismo, disponemos de un equipo humano también muy preparado y formado, a nivel facultativo, enfermería y auxiliares. Disponemos de intensivistas pediátricos y neonatólogos, que trabajan y luchan en el día a día para que todos los casos sean atendidos lo mejor posible.

- ¿Qué importancia tiene que en un servicio como éste haya un trato lo más humanizado y familiar posible?

La UCI Pediátrica y Neonatal de IMED es una UCI de Puertas Abiertas, lo que significa que intentamos que el paciente esté con sus familiares (especialmente con los padres) el mayor tiempo posible. Esta modalidad influye de manera muy positiva en la recuperación del enfermo crítico. Los padres solo se separan de sus hijos para la limpieza del box o cuando hay que practicarles alguna prueba determinada.

Durante el día pueden estar con el paciente tanto el padre como la madre. Durante la noche, se queda con un acompañante, normalmente el padre o la madre o la persona autorizada por los progenitores. Además, existe un horario de visitas para todos aquellos acompañantes y familiares que los padres consideren que deben de estar al lado de su hijo y siempre acompañados por uno de ellos. Que haya un ambiente familiar, de protección y de cariño para el paciente es fundamental para mejorar su evolución. 

La UCI Neonatal y Pediátrica de IMED Valencia es de “puertas abiertas” las 24 horas del día

- ¿Cree usted que las UCIS neonatales de puertas abiertas favorecen la recuperación de los bebés prematuros? ¿En qué sentido o aspectos?

Sin duda. Mejoran mucho la recuperación del bebé crítico. Tener un ambiente menos hostil, más amable, más acogedor y siempre con las personas de su entorno cercano, ayuda mucho a estos bebés porque contribuye a que disminuya su ansiedad, su estrés y aumente su confianza, su seguridad y su relajación.

- ¿Cuáles son los protocolos puestos en marcha en el hospital para la implicación de la madre y del padre en el cuidado del niño prematuro?

Los protocolos de actuación dependen mucho de la edad gestacional del bebé y de las condiciones en las que nazca.

Si estamos hablando de prematuros extremos, hay que asistirlos inmediatamente, intentando que no pierdan calor y controlando especialmente su sistema respiratorio porque, muchas veces, nacen con los pulmones muy inmaduros y hay que intubarlos para ayudarles a respirar en el mismo paritorio.

El siguiente paso es el traslado a la incubadora de transporte, que dispone de un respirador incorporado, lo que permite la asistencia respiratoria de forma inmediata e in situ si se precisa, para llegar a la UCI neonatal en las mejores condiciones posibles.

Cuando los bebés ya están muy estables, se practica el método canguro, que consiste en colocar al prematuro “piel con piel” sobre el abdomen o pecho de la madre o el padre para estimular el vínculo biológico-afectivo y satisfacer las necesidades físicas y emocionales de ambos, además de favorecer la lactancia materna.

Respecto a la alimentación del bebé prematuro, inicialmente se ocupa el personal de enfermería, y conforme va mejorando la succión, aumenta la colaboración de los padres, acompañados y dirigidos siempre por el personal hasta conseguir que completen las tomas por succión.

La finalidad es que cuando se vayan a casa no tengan ningún problema con los cuidados básicos y necesarios de un bebé.

- Si a todo esto que estamos comentando, le añadimos una tecnología de vanguardia, puestos para pacientes críticos y un equipamiento de primer nivel como es el caso de IMED-Hospitales ¿podemos decir que hasta los casos más complicados pueden tener éxito?

Para nosotros es un reto, y luchamos día a día, para que los casos más complicados vivan y que se recuperen con la mejor calidad de vida, lo que es fundamental para los pacientes y su familia.

La UCI Neonatal de IMED es una UCI de nivel IIIB, que significa que podemos asistir cualquier gestación complicada y recién nacidos de cualquier edad gestacional y peso. Disponemos de soporte respiratorio con ventilación de alta frecuencia, de óxido nítrico inhalado (algo que no tienen todas las UCIS) y capacidad de atender complicaciones quirúrgicas de forma urgente.

La diferencia con un nivel IIIC (máximo nivel), es que únicamente este nivel incluye además trasplantes de órganos y cirugía cardíaca con circulación extracorpórea.

Las complicaciones que puedan surgir en el paciente están atendidas en todo momento, por pediatras especialistas en diferentes subespecialidades: cardiología, nefrología, endocrino, digestivo, infeccciosas, neuropediatría...

- ¿Cuáles son las patologías médicas y quirúrgicas más frecuentes en la UCI-Pediátrica de IMED?

En la UCI neonatal atendemos prematuros que pueden tener todo tipo de complicaciones, como problemas respiratorios tipo la enfermedad de membrana hialina o displasia broncopulmonar, problemas digestivos como las intolerancias alimentarias o enterocolitis necrotizante, infecciones, retinopatía, hemorragias cerebrales, convulsiones, etc

Sin embargo, también hay otras patologías médicas habituales en lactantes y niños más mayores como son las bronquiolitis, crisis de asma moderada-grave, neumonías complicadas con o sin derrame, meningitis, encefalitis, traumatismos cráneoencefálicos, politraumatismos, estatus convulsivo… La verdad es que hay muchas patologías médicas que atendemos y para las que estamos muy preparados y cada una de ellas constituye una lucha diaria para nosotros.

La doctora Natalia Julve en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia

- ¿Hay algún caso de todos los que habéis tratado que os haya tocado la fibra especialmente y os haya llenado de satisfacción a nivel médico?

Recientemente tenemos el caso de Olivier, un bebé que nació con tan sólo 27 semanas + 1 día –un prematuro extremo- y con solo 650 gramos de peso. Vino al mundo la pasada primavera, porque su madre tenía una infección, empezó a tener contracciones y se le tuvo que practicar una cesárea de urgencia.

Como casi todos los bebés prematuros extremos, nacidos antes de las 28 semanas de gestación, Olivier presentaba una gran inmadurez en el desarrollo de sus órganos y un alto riesgo de morbilidad y mortalidad. Sufría una gran inmadurez pulmonar que no le permitía respirar por sí mismo por lo que nada más nacer fue trasladado a la UCI Neonatal donde tuvo que ser conectado a ventilación mecánica, que se prolongaría durante semanas, y suministrarle surfactante endotraqueal para acelerar la maduración pulmonar.

Durante su estancia en la UCI Neonatal, casi 4 meses en total – 112 días para ser exactos -, debido a su prematuridad extrema, sufrió varias sepsis, una retinopatía que ha precisado tratamiento intraocular por el servicio de oftalmología del hospital, una cardiopatía congénita con ductus arterioso persistente que respondió al tratamiento farmacológico, una colestasis hepática y una hemorragia cerebral grado 2, que se reabsorbió en las primeras semanas de vida.

Afortunadamente para Olivier y sus papás, todo el equipo de ginecólogos, matronas, pediatras neonatólogos, y personal sanitario de la unidad de cuidados intensivos neonatales, apoyados como he dicho antes por la última tecnología con la que cuenta el hospital, formamos un equipo coordinado y actuamos en todo momento con la mayor celeridad posible, lo que permitió salvar al bebé. Hoy, Olivier es un niño fuerte, está sano y ya pesa más de cuatro kilos. Puedo asegurar que fue una gran satisfacción para todos y una celebración cuando se fue a casa.

- También habrá habido casos malos ¿no?

Por supuesto. En una UCI-Neonatal no todo es bonito. Casos malos han habido, pero, de momento, en IMED la supervivencia es del 100%, no hemos tenido ningún fallecimiento. Pero, hay que tener en cuenta que en una UCI-Pediátrica como la nuestra, también se atienden pacientes que tienen patologías crónicas que pueden alcanzar a una fase terminal y llegar el momento de su despedida. Para estos casos también tienes que estar preparado, tanto nosotros los médicos, como los padres y madres de esos niños y niñas.

- ¿Qué importancia tiene la lactancia materna en el servicio?

Promocionamos y apoyamos la lactancia materna desde el primer momento con información y ayuda constante para que todas las madres puedan practicarla correctamente.

La lactancia materna es la mejor nutrición para un lactante en los primeros seis meses de vida y, especialmente, para un bebé prematuro porque disminuye su morbilidad a corto y largo plazo, y le aporta las proteínas, azúcares, grasas, enzimas y defensas que necesitan en todo momento.

- ¿Qué causas son las que provocan un parto prematuro?

Las causas de un parto prematuro varían mucho, pero depende de unos factores muy comunes: la historia clínica de la madre; su edad –son más frecuentes lo prematuros en madres menores de 18 años y mayores de 35-; las causas genéticas; la existencia de partos prematuros anteriores en la familia-; la raza –son mas frecuentes en la raza negra que en la blanca-; el nivel socioeconómico; el estrés; el tabaco o hasta el estilo y el ritmo de vida de la madre.

Ahora bien, como hemos dicho, hoy en día ha aumentado mucho la supervivencia de un niño prematuro, aunque los problemas neurológicos no han mejorado en la misma medida y esa es la lucha que tiene el neonatólogo: mejorar las discapacidades y problemas neurológicos del niño prematuro.

En IMED tenemos un 5% de partos prematuros, un porcentaje no muy alto, porque hace sólo año y medio que se abrió el hospital, pero sí que es cierto que, el nivel de partos prematuros ha ido aumentando respecto a cuando empezamos. Referente a los partos prematuros que se dan en España, es menor nuestro porcentaje y en relación a los datos que se barajan en otros hospitales de la Comunitat Valenciana, es pronto para comparar porque aún no llevamos ni dos años en funcionamiento.

- ¿De qué se siente usted especialmente orgullosa en el servicio de UCI Pediátrica de IMED?

Del equipo de médicos que hemos formado y del ambiente de trabajo y profesionalidad que hemos sido capaces de crear. Hemos implantado en el servicio lo mejor de la experiencia profesional de cada uno y hemos conseguido que la satisfacción de los pacientes y la agilidad en la atención sean los indicadores que avalan el éxito de nuestro modelo.

Comenta esta noticia
Update CMP