23 de noviembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

En ausencia de su marido, Doña Sofía se apropia del hobby favorito del Emérito

Reina Sofía.

Reina Sofía.

Siempre se han dicho dos cosas acerca de la madre del Rey Felipe que ella misma parece estar encargándose de tumbar en los últimos tiempos porque ha quedado una vacante oficial en la familia

Parece que ahora que el Rey Juan Carlos está fuera de España, alejado de la Corona para no perjudicar más la imagen de la Institución en manos de su hijo, hay un puesto en la Familia Real que se ha quedado vacante: el de "foodie" oficial.

Y ese puesto, tal como recoge Vanity Fair, podría ocuparlo a partir de ahora y en ausencia de su marido, la Reina Sofía.

Porque aunque de la Emérita madre de Felipe VI siempre se ha dicho que vive la mayor parte del tiempo en Londres y que es vegetariana, lo cierto es que últimamente se deja ver bastante por conocidos locales patrios y comiendo algo más que vegetales.

Así, la prensa local de Murcia se hizo eco de que el viernes se la vio disfrutando de pulpo al horno y lenguado fresco con salsa holandesa tras su visita al Banco de Alimentos de esta ciudad. Tras el acto, Doña Sofía acudió a El Amarre, restaurante especializado en cocina murciana y en cuya terraza también degustó ensalada de tomate, arroz con verduras y de postre, sorbete de limón.

El propio restaurante desveló la visita de la Reina en Twitter. 

Es más habitual verla de compras que de restaurantes, algo más propio de su marido, que tras su abdicación había cambiado las recepciones por las citas gastronómicas con amigos por los mejores locales de España. 

Tras su marcha a Abu Dabi podría ser su todavía esposa la que ocupe la vacante de foodie de la familia. Ya en verano se dejó ver en la cafetería La Siesta de Palma con su hermana Irene de Grecia y su prima Tatiana Radzwill y a finales de septiembre disfrutó del centenario Venta de Aires de Toledo, donde también estuvo visitando el Banco de Alimentos de la ciudad.

 

Comenta esta noticia
Update CMP