29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Enfado en el PNV por el 'vacile' del informal Sánchez: "Esto es un cachondeo"

Ortuzar, Urkullu y Esteban no dan crédito a las formas del líder del PSOE.

Ortuzar, Urkullu y Esteban no dan crédito a las formas del líder del PSOE.

Después de anunciar una visita a Bilbao en dos ocasiones, Ferraz improvisa y cita a última hora a Andoni Ortuzar este miércoles... en Madrid. En Sabin Etxea no dan crédito a las formas.

"Nunca, en décadas, ni con el PP ni con el PSOE nos había pasado esto". Son palabras de un dirigente del PNV en Vizcaya, entre atónito e indignado por la forma en que Pedro Sánchez está conduciendo las negociaciones con los nacionalistas vascos para su posible investidura a la segunda.

Y es que si de algo presumen en Sabin Etxea, la sede central de los peneuvistas, es de que ellos son hombres de palabra y "gente seria". Bien es cierto es que esta imagen quedó algo deteriorada tras la puñalada de los diputados que comanda Aitor Esteban al PP, apoyando la moción de censura de Sánchez días después de votar sí a los presupuestos de Mariano Rajoy.

Lo cierto es que la cúpula de PNV, el Euskadi Buru Batzar, no da crédito a la estrategia del líder socialista este último mes. "Un vacile, no son formas. Un cachondeo", denuncia este dirigente a ESdiario.

Finalmente, tras un contacto a última hora de la tarde de este lunes, Andoni Ortuzar se verá las caras con Sánchez. Será en Madrid, en la sede socialista de Ferraz.

Todo después de que en la primera semana de agosto, José Luis Ábalos se pusiera en contacto con la cúpula peneuvista para anunciar una visita de Sánchez a Bilbao. Aprovechando, se dijo, las fiestas de la capital.

Pedro Sánchez y Andoni Ortuzar en su última entrevista en el Congreso de los Diputados.

 

En la sede del PNV se llegó incluso a preparar el menú para el almuerzo. No en vano, era una cita histórica: Sánchez iba a ser el primer presidente del Gobierno en entrar en el santuario del partido de Sabino Arana.

La cita no se produjo y en el PNV causó irritación la falta de explicaciones. Después, con la presencia en el embrollo de la líder del PSE, Idoia Mendía, se especuló con una segunda visita de Sánchez a Bilbao.

Sería este miércoles 4, aprovechando la agenda del presidente en funciones, que tiene un acto en la Universidad Menéndez y Pelayo de Santander. Así, Sánchez iba a "matar dos pájaros de un tiro": ver a Ortuzar en Bilbao y a Miguel Ángel Revilla, en la capital cántabra.

Esa segunda cita parece que se mantiene. Pero a media tarde del lunes, Ferraz llamó a Sabin Etxea para convocar al líder peneuvista .... a Madrid. Sin más explicaciones. Así que el enfado es mayúsculo por las formas empleadas, dado que el PNV se ha enterado de cada paso de su interlocutor por la prensa.

En cualquier caso, los de Urkullu, Ortuzar y Esteban insisten en que ellos son un actor secundario que su decisión está ligada al acuerdo previo entre Sánchez e Iglesias.

Si hay fumata blanca, el PNV extenderá su factura: más millones de euros, concrecciones al Tren de Alta Velocidad vasco y la culminación de las transferencias pendientes del Estatuto de Gernika. Enfadados acuden, sí, pero haciendo gala de su historia y adn en el Congreso, nada que no se pueda compensar con el correspondiente cheque del Estado.

 

 

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia