14 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El traking del infarto: Sánchez está grogui, Vox imparable y Cs toca fondo

El debate del lunes y los errores del socialista han dejado un escenario de cierre de campaña no apto para cardíacos. La única buena noticia para los socialistas: el PP se aleja de los 100.

La hiperactividad de Pedro Sánchez en este sprint final de la campaña, con disculpas incluidas -"hay que ser humilde", dice ahora- tiene su explicación en las noticias de última hora que llegan a Ferraz, nada halagüeñas. 

El PSOE no está consiguiendo movilizar a sus votantes ni, por tanto, frenar su caída. El único consuelo de los socialistas es que Vox sigue disparado, y ello ha puesto un techo de cristal al PP.

El último tracking elaborado por Demoscopia y Servicios para ESdiario, de este mismo jueves, sitúa a Sánchez con 116 escaños y una intención de voto del 26,63%, cuando hace apenas cinco días estaba en 120. 

No le está saliendo nada bien en esta campaña al candidato del PSOE, y las expectativas en Ferraz son tan poco optimistas que considerarían un triunfo repetir los 123 diputados de las elecciones del 28 de abril. 

Santiago Abascal sigue subiendo, con un electorado sumamente movilizado y fidelizado, como lo volvió a demostrar este jueves en un mitin multitudinario en Valencia. Vox comenzó la semana en 39 escaños y ahora, según el tracking, está ya en 52.

Ello después del buen papel de su candidato en el debate del lunes, en el que Sánchez optó por no debatir con él. Su intención de voto está en el 15,71% y se afianza en la tercera posición. Para hacerse una idea, en las elecciones de abril Ciudadanos tuvo el apoyo del 15,86%. Es decir, casi lo mismo que ahora tiene Vox. 

La progresión ascendente de su rival directo es la peor noticia para el PP, que ve alejarse la línea de los cien a los que se acercaba hace unos días (el domingo estaba en 99 diputados) y se queda, por ahora, en 93 escaños y el 20,94% de los votos.

Los populares van a insistir hasta el último aliento de la campaña en el voto útil a Pablo Casado como única fórmula para echar a Sánchez de La Moncloa, conscientes de que la división del voto de centro derecha en las circunscripciones de cuatro o menos escaños amenaza con ser un serio lastre.

El partido naranja el que sigue sin levantar cabeza, e incluso en los últimos días ha perdido más de lo poco que tenía. Terminó la semana pasada en 16 diputados y un porcentaje de voto del 7,23%; este jueves marcaba 12. 

Tal es la situación de grave en Cs que el partido ha optado por ponerse la venda antes de la herida y en las últimas horas viene sosteniendo que lo más importante no es el número de escaños, sino el poder que tengan y el uso que se les dé. 

En Unidas Podemos los últimos días de campaña han provocado un ligero repunte, en paralelo al descenso del PSOE. Pablo Iglesias conservaría 35 de los 42 escaños que consiguió en abril según el último tracking de ESdiario, cuando el domingo estaba en 33.

La siguiente y última encuesta será la que haga pública RTVE a las ocho de la tarde del domingo, al cierre de los colegios electorales. Después, el resultado. Pero con estas cifras todo apunta a que el domingo no acaba nada, sino que empezará una larga travesía de negociaciones. 

Comenta esta noticia
Update CMP