30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pedrerol da el campanazo con Messi con una decisión radical que nadie esperaba

Messi, con Pujol, entre Pedrerol y Torra

Messi, con Pujol, entre Pedrerol y Torra

En pleno terremoto en Cataluña, con la política y el deporte a flor de piel, el periodista de "El Chiringuito" deja a todos con los ojos como platos.

Conmoción en el fútbol y en Barcelona: Messi se va. Ni el propio Pedro Sánchez es capaz de competir en las portadas con el astro argentino, protagonista de un terremoto deportivo y político de magnitudes bíblicas al anunciar, por burofax, su salida del club culé.

Y uno de los gestos que mejor define la dimensión sísmica de su decisión lo ha protagonizado el periodista Josep Pedrerol, que hizo anoche lo que ni el mismísimo Sánchez ha hecho en casi todo el mes de agosto pese a la emergencia sanitaria: suspender sus vacaciones y ponerse a trabajar.

Pero eso es precisamente lo que hizo el presentador de "El Chiringuito" nada más enterarse del anuncio: suspender su descanso, coger un vuelo desde la playa y ponerse al frente de una explosiva edición del programa de Atresmedia para contar con pelos y señales la polémica deportiva del año.

 

 

Junto a la dimensión deportiva del adiós de la estrella, con 20 años de permanencia en La Masía y el Nou Camp, la resaca política también promete grandes emociones. Para empezar, la nacional, con odiosas comparaciones entre el periodista y el mismísimo presidente del Gobierno, con un contraste de actitudes que ha generado ruidosas reacciones en las redes sociales:

 

 

El efecto estrictamente catalán también es de aúpa, con Messi en el centro de una batalla de tintes nacionalistas simbolizadas en la extraña y fulgurante reacción del propio Quim Torra, presidente de la Generalitat, autor de un confuso mensaje donde, por un lado, se le despide con honores pero, por otro, se le deja marchar. Quizá porque la sintonía de la familia del futbolista y de él mismo con el separatismo nunca ha existido:

 

 

La pregunta que se hacer ahora medio universo futbolístico es si el órdago de Leo es definitivo o si, por contra, es una medida de presión para "cargarse" a la directiva, mantener en la plantilla a su amigo Luis Suárez y hacer un equipo a su medida. A este respecto, el propio Pedrerol lo deja todo abierto con un enigmático mensaje que no cierra ninguna puerta:

 

 

 

Comenta esta noticia