Sacan los colores al Gobierno por la colocación de un imputado en puesto clave

Fernando de Rosa

Fernando de Rosa

El "amigo" del ministro Ábalos, investigado en el caso de los "zombies", pasa a ocupar la subdelegación en la Comunitat Valenciana

El senador del PP, Fernando de Rosa, ha registrado una pregunta en el Senado dirigida al ministro de Justicia para que el Gobierno se pronuncie sobre el nombramiento de Rafael Rubio como subdelegado del Gobierno en Valencia, un dirigente socialista imputado en el caso Imelsa (Diputación de Valencia) por los llamados ‘zombis’ y al que se le acusa de malversación, prevaricación, tráfico de influencias, falsedad y fraude.

Fernando de Rosa ha resaltado que “es una inmoralidad tener a un imputado dirigiendo la Policía y la Guardia Civil en Valencia, cuerpos que a su vez le están investigando” y ha pedido al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo “que garantice la independencia de la subdelegación del Gobierno”. 

 

Asimismo, De Rosa ha denunciado que “el Gobierno de España se pliega a los deseos e intereses de José Luis Ábalos, que es quien realmente ha colocado a Rubio en la subdelegación como cuota suya” y ha recordado que “las instituciones deben representarnos a todos y no ser un corralito de Ábalos o del PSOE”.

El senador popular también ha recordado que el PSOE “ha estado insultando cuatro años a antiguos cargos del PP investigados también en el mismo caso que Rubio, y ahora con toda la desvergüenza colocan en un puesto de gran relevancia a un imputado”, a la vez que ha señalado “qué piensa hacer el Gobierno si procesan a Rubio ¿seguirá en su cargo de subdelegado como si nada?”.

Comenta esta noticia