20 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿En qué situación está el juego online en España?

Estamos ante una industria de crecimiento imparable a la que la nueva regulación fiscal ha beneficiado y que cada vez atrae a más público. Su inversión publicitaria se ha multiplicado por 20

La industria del juego en España está decidida a seguir los tiempos y la tendencia del resto de Europa. La mayoría de las formas de juego están legalizadas en España: los juegos de habilidad desde 1977, las tragaperras desde 1981, y el juego online desde 2012. En junio de ese año se introdujeron unas enmiendas que abordaron la regulación de las operaciones de los casinos online y concretaban las sanciones por realizar actividades ilegales de juego.

La Ley del Juego tenía el objetivo de unificar la regulación de las actividades de juego online, y hasta ahora ha cumplido con su propósito. Todas las formas de juego comercial de nuestro país están reguladas por la Directiva General para la Regulación del Juego (DGOJ).

De acuerdo con los informes publicados a finales del 2017, la Dirección General de Ordenación de Juego emitió más de 90 licencias generales y sobre 180 licencias sencillas a más de 50 compañías que ahora están legalmente operando en España. Interwetten, Landbrokes, Betfair, BWIN, Bet365 y Paddy Power son algunas de las marcas más conocidas.

¿Cuál es la situación legal?

Desde un punto de vista jurídico, los sitios que operan en España están bajo control por parte del DGOJ. Este cuerpo regulador emite licencias y permite los servicios de juego legal. Para acceder al mercado de juego online en España se necesita adquirir una licencia general o sencilla. La licencia general es operativa para 10 años y cubre juegos de apuestas, rifas, concursos y otros juegos de apuestas.

La licencia sencilla se puede obtener para cualquier tipo de juego individual. Esta puede durar entre 1 y 5 años. Ser propietario de una licencia general puede costar entre 60.000€, solo para las de concursos, hasta 100.000€ para aquellas licencias generales que cubran apuestas y otros juegos.

Crear una web específica bajo el dominio .es resulta un requerimiento impuesto concebido para evitar sitios ilegales que ofrecen sus servicios a jugadores españoles. Desde Julio de 2018, la reducción de impuestos para las compañías iGaming ha surgido efecto. El Parlamento Español aprobó una reducción del 5% en los impuestos del juego online para operadores con licencia (del 25% al 20%). La reciente rebaja de la tasa ha posibilitado que los operadores con licencia hagan mejores ofertas a los clientes, restando fuerza a los paraísos fiscales.

Una publicidad creciente

En 2017, se emitieron más de 2,7 millones de anuncios de juego online frente a los 128.000 de 2013. Aunque todavía represente un segmento pequeño sobre el conjunto de la industria publicitaria, el sector digital crece tanto en ingresos como en inversión en marketing, destinada sobre todo a anuncios y bonos, una estrategia que hace mella en públicos de todas las edades. El canal virtual se ha convertido en la joya de la corona de un mercado que en su conjunto, sumando el juego físico, mueve demasiado dinero.

En 2017, el segmento online ingresó 560 millones de euros —descontados premios y reapuestas—, cinco veces más que en 2013. Las apuestas deportivas son las grandes protagonistas de esta evolución, según datos de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) y el Consejo Empresarial del Juego (Cejuego), que aclara que, pese a su auge imparable, el negocio digital todavía supone una pequeña parte de la facturación total de la industria.

La ley de 2011 que regula el juego online establecía que se adoptara una norma específica para los anuncios, que todavía no ha visto la luz. De momento, la referencia han sido la Ley General de Comunicación Audiovisual y un código de conducta cuya adhesión es voluntaria y cuya aplicación está supervisada por Autocontrol, organismo independiente integrado por firmas del sector, medios y agencias de comunicación, anunciantes y otras empresas. A finales de 2017, el Ministerio de Hacienda redactó un segundo proyecto de decreto ley —el primero fue en 2015, pero no llegó a aprobarse— que todavía está en tramitación.

Apuestas deportivas y en vivo

Los españoles están muy interesados en los deportes, especialmente en el fútbol. Sobre el 20% de las cuentas activas de jugadores españoles están hechas para las apuestas deportivas. Tras las apuestas en los partidos de La Liga, también tienen éxito las apuestas en el baloncesto y tenis. Algunos de los sitios más populares en España operando en apuestas deportivas son iJuego.es, WilliamHill.es, Sportium.es, Paf.es, Luckia.es, Suertia.es y BWIN.es.

Los apostadores en España también tienen una oferta sustanciosa de juegos de crupier en vivo. Hay ruleta española con mesas que abren a todas horas, y los crupieres son profesionales. Los casinos online tienen mesas de ruleta en vivo (la versión francesa) con crupieres nativos. Todavía hay sin embargo una ausencia absoluta de opciones legales de blackjack con crupier en vivo. Esto provoca que muchos jugadores que quieran jugar a este juego elijan alguno de los casinos offshore que ofrecen blackjack y otros juegos como el baccarat.

Comenta esta noticia
Update CMP