Ribó valora ahora prohibir verbenas tras el vandalismo en la zona monumental

Jovenes orinando en la fachada de la iglesia de los Santos Juanes.

Jovenes orinando en la fachada de la iglesia de los Santos Juanes.

El entorno monumental más representativo de la ciudad de Valencia se ha visto dañado por los efectos de los macrobolletones. El alcalde hace ahora autocrítica.

Los comerciantes del centro histórico de Valencia denunciaron los efectos de una macrofiesta en el entorno monumental más representativo de la ciudad. Tal como informó EsdiarioCV, la fachada de la iglesia de los Santos Juanes fue utilizada urinario público. El vandalismo llenó los alrededores de La Lonja de la Seda de Valencia tras una verberna fallera. Situaciones similares se produjeron en el barrio de Russafa.

El alcalde Joan Ribó ha defendido ahora la posibilidad de introducir "medidas de control serias" para proteger proteger edificios históricos ubicados en el entorno de lugares en los que durante las Fallas se celebran verbenas

El año que viene, con vistas a las Fallas de 2020, se debería "trabajar para que el bando fallero aborde algunos problemas" detectados este año que "no hemos resuelto definitivamente este año". Así, se ha referido a cuestiones "relacionadas, sobre todo, con el tema de las fiestas que originan botellón", continuó el responsable municipal de Compromís.

"Esto es lo que tenemos que abordar, sobre todo, lo vinculado con los lugares en los cuales hay edificios históricos", ha dicho. Ha recordado que este año se han protegido algunos como la Lonja pero ha insistido en la necesidad de abordar este tema y adoptar medidas al respecto.

"No sé si prohibir o incluir medidas de control serias. Lo tenemos que hablar. No me gusta la palabra prohibir pero es imprescindible proteger estos edificios de forma clara", ha manifestado al respecto el alcalde, quien destacó que las Fallas de este año han registrado un récord de visitantes y subrayó que la Fallas de este año han transcurrido con "mucha seguridad". 

Tasa turística

Por otro lado, preguntado por si es partidario de introducir una tasa turística que ayude a financiar los gastos que ocasiona la presencia de más gente en la ciudad o de incluirla solo para Fallas, Ribó ha respondido que "el problema" es que esa cuestión "depende de una ley autonómica" y ha señalado que no hay contemplada una tasa para unos días.

"El tema de la tasa, en general, se tiene que hablar. Aplicarlo es muy importante en estos momentos de crecimiento continuado de turismo en la ciudad. Esto supone gastos de limpieza y de seguridad y esto se tendrá que financiar, como se hace prácticamente en todas las ciudades europeas y en algunas españolas como Palma o Barcelona", ha planteado el primer edil.

 

Comenta esta noticia
Update CMP