La coincidencia con el hijo del escritor que salvó la vida al comisario

José Roberto González Cachorro, cuando era subdelegado del Gobierno en la provincia de Valencia

José Roberto González Cachorro, cuando era subdelegado del Gobierno en la provincia de Valencia

González Cachorro sufrió un infarto y la actuación decidida de varias personas permitió que no hubiera un desenlace letal

El comisario principal de la Policía Local de Valencia José Roberto González Cachorro se recupera en su casa del imfarto que sufrió el 9 de julio. Lo padeció poco después de dejar su cargo de subdelegado del gobierno en la provincia de Valencia, un recambio que se produjo cuatro meses después de la marcha de su compañero como cargo policial, Juan Carlos Fulgencio, de la máxima responsabilidad en la Delegación del Gobierno.

Posiblemente González Cachorro dé muchas vueltas en su cabeza a aquella tarde de julio, en la que se desplomó mientras jugaba al pádel en unas instalaciones ubicadas en el polígono Fuente del Jarro de Paterna. Los dos contendientes de la pista de al lado contemplaron la escena y actuaron con rapidez. Uno de ellos era Jorge López, hijo del conocido escritor Francisco López Porcal, autor de la novela Atrapados en el Umbral, que repasa la Valencia literaria.

La compañera de juego de Jorge llamó de inmediato al 112. A su decisión se sumó la intervención de una doctora, que también estaba en la zona y que realizó de inmediato maniobras de reanimación. Y la rapidez con la que llegó la ambulancia del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), que en solamente siete minutos se plantó en las instalaciones. 

Esta concatenación de personas que actuaron con celeridad y determinación salvó la vida del comisario de Policía Local y ex subdelegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana. Después de pasar unos días muy delicados ingresado en el hospital La Fe, José Roberto González evoluciona en su recuperación.

Comenta esta noticia