Fraude de la EMT: Grezzi admite que una directiva de baja firmaba operaciones

Imagen del pleno

Imagen del pleno

Grezzi reconoce las irregularidades, mientras PP y Ciudadanos ofrecen sus votos al PSPV para cesarlo como presidente de la EMT. Los socialistas rechazan esta opción, así como una moción.

PP y Ciudadanos han puesto esta mañana a disposición del PSPV sus votos para desalojar a Compromís tanto de la presidencia de la EMT como del gobierno municipal. Pero, ni los socialistas lo han aceptado ni el alcalde Joan Ribó lo ha admitido, ya que ha seguido reafirmando su confianza en Grezzi y el gerente de la EMT.  "Reafirmo mi confianza en ambos por la transparencia con la que están actuando", ha afirmado Ribó, quien ha añadido que desde el primer momento les ha solicitado que sigan siendo "ejemplares en cuanto a la transparencia" a la hora de facilitar la documentación, "siempre y cuando no se interfiera en la investigación policial y judicial".

Ribó ha explicado, asimismo, que no podía aceptar eso porque tanto el edil como el gerente de la EMT han desempeñado desde el año 2015 "una buena gestión; es cierto que ahora ha habido unos problemas, pero se van a resolver para que regrese el dinero estafado".

Tanto el PP, como Ciudadanos y Vox han sometido a votación mediante una moción el cese de Grezzi como presidente de la EMT, pero la votación no ha fructificado dados los votos en contra de Compromís y del PSPV, con el voto de calidad del alcalde, Joan Ribó, al estar ausente la portavoz socialista, Sandra Gómez, por encontrarse de luna de miel.

Gómez no ha estado presente tampoco por videoconferencia como ha hecho en otros plenos a los que no ha asistido presencialmente, un hecho que ha resaltado la portavoz popular, María José Catalá: "les han dejado solos señor Ribó y señor Grezzi", ha afirmado.

Sin embargo, sí que se ha aprobado por unanimidad el punto del orden del día para que el alcalde comparezca de nuevo sobre el fraude en el próximo pleno ordinario del día 31 de octubre, por lo que Ribó volverá a dar cuenta de la situación en el hemiciclo.

Pleno muy tenso con Grezzi nervioso

Ha sido un pleno tenso en el que las otras tres peticiones de la oposición (que la comisión investigación se trasladara al pleno, que se realice una auditoría de los servicios informáticos y que se haga otra sobre los procedimientos de pago) han sido rechazadas por el equipo de Gobierno. En la reunión ha intervenido el concejal Grezzi, que ha acusado a los grupos de derechas de mentir en varias ocasiones y ha defendido el trabajo en la empresa, culpando en todo momento a la trabajadora despedida.

Pero lo más interesante de la intervención de Grezzi ha llegado con el pleno ya avanzado. Hasta en dos ocasiones ha reconocido que la directiva que estaba de baja en el momento del fraude, María Rayón, sí firmaba operaciones desde casa. Tras una primera intervención confusa, ha pedido la palabra para decir lo siguiente: "La señora Rayón estaba de baja y no tenía por qué estar pendiente del mail. No respondió al mail pero continuaba asumiendo la tarea de firmar online las transferencias porque eso está vinculado al DNI. Además, delegó todas las tareas de tesorería a su equipo pero mantuvo la firma mancomunada para que nadie hiciera ninguna transferencia con sus claves".

Esta situación ha motivado una reacción airada de la oposición. Ciudadanos ha anunciado que pedirá la dimisión de Grezzi en el próximo pleno; mientras que el PP ha acusado de "falta de transparencia y de democracia al gobierno municipal", y ha lamentado que Grezzi no dé la cara "porque lo han dejado solo".

Asimismo, los populares han señalado que acudirán a la inspección de trabajo para denunciar esta situación de irregularidad reconocida, mientras desvelaban que el contrato de Caixabank con la empresa municipal acepta saltarse la firma mancomunada para transferencias habituales, previo acuerdo con el cliente o en otros supuestos. 

Al concejal de Movilidad se le ha visto muy nervioso durante todo el pleno. Antes de su confesión sobre que la directiva que estaba de baja, presuntamente, realizaba funciones desde su casa, había subido un comunicado a sus redes sociales en el que había cargado duramente contra sus socios de gobierno, a los que ha criticado por su "ataque desleal". "Han dado muchos bandazos, han titubeado en muchas ocasiones y no tenían claro el modelo de ciudad. Eso les ha llevado a poner en cuestión continuamente medidas del pacto de gobierno que sin embargo ahora abrazan entusiastas. Hemos sido pacientes y les hemos ayudado a sumarse al cambio», ha dicho el concejal, que sin embargo ha advertido: "La paciencia tiene un límite, sobre todo si pactan con la extrema derecha y la derecha más extrema".

Grezzi ha cargado contra que los socialistas pongan "en cuestión la labor que hacen los miembros de Compromís en el gobierno". Preguntado a este respecto al salir del hemiciclo, Ribó ha dicho que sólo es responsable de sus palabras, mientras que el portavoz adjunto del PSPV, Ramón Vilar, ha señalado que tienen "mucho más modelo de ciudad que el carril bici".

La sorpresa del pleno la ha protagonizado el concejal de Vox, Vicente Montañez, que desveló una camiseta, como las que solía llevar el edil Grezzi cuando estaba en la oposición, en la que le pedía que devolviera los cuatro millones robados a los valencianos.

Ribó dará explicaciones a finales de mes

El pleno del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado por unanimidad la comparecencia del alcalde, Joan Ribó, en el ordinario de este mes para explicar el fraude de la EMT. El equipo de gobierno ha decidido votar a favor de la exigencia de la oposición pero no comparecerá hasta finales de octubre, casi dos meses después de que comenzara el fraude.

Ribó ha agregado también que, "según todos los indicios", el fraude "se corresponde con mala praxis de una persona" vinculada a la empresa -en alusión a la empleada despedida, la jefa de administración- y "no a una cuestión procedimental".

Comenta esta noticia
Update CMP