19 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¡Atención!: 7 ideas geniales y muy fáciles para ahorrar en calefacción

No hace falta invertir un dineral para conseguir que este invierno tu casa esté más calentita que nunca

El invierno ha llegado de golpe y durante los próximos meses nuestra factura de calefacción se va a disparar, por eso es bueno que conozcamos algunos trucos muy sencillos y fáciles de aplicar para conseguir sacarle más partido al calorcito de nuestro hogar. Toma Nota:

Cortinas:

No pasa nada por tener unas cortinas de invierno para sustituir o sobreponer a las de verano. Las hay de tejidos muy aislantes como el cáñamo, ideales para el salón, comedor y habitaciones en las que no se vaya a dormir. Para estas últimas las más aconsejables son las cortinas térmicas que además de no dejar pasar el frío que se pueda colar a través de las ventanas, impiden que entre el 100% de la luz. 

Nuestra recomendación: Este modelo lo puedes encontrar en 15 colores diferentes en Amazón

 

Papel de aluminio:

Para sacar el máximo rendimiento a tus radiadores coloca una lámina de papel de aluminio detrás de cada uno de ellos. El poder de reflexión del aluminio hará que el calor "rebote" y no sea absorbido por la pared, con lo que puedes conseguir un ahorro de energía del 20%

Nuestra recomendación: En Leroy Merlín puedes conseguir un rollo de papel reflectante de cinco metros de largo por medio de ancho por 9'95 euros.

 

Alfombras: 

Sí, son más engorrosas de limpiar que el suelo puro y duro, pero aunque no lo sepas es precisamente el suelo el elemento que produce más pérdida energética.  No hace falta que te gastes un dineral en alfombras persas. Búscalas de lana y de, por lo menos, un dedo de grosor y colócalas en los lugares más fríos de la casa. Notarás la diferencia.

Nuestra recomendación: En Ikea tienes una gran variedad de alfombras de pelo grueso  de todos los tamaños y para todos los bolsillos

 

Cuidado con los muebles:

Repasa dónde tienes colocados los sofás y los aparadores. Si están delante de un radiador  estarán impidiendo que estos hagan bien su trabajo absorbiendo parte del calor que debería circular por la habitación. Otro tanto ocurre con las cortinas. Si tus radiadores están debajo de las ventanas es mejor que optes por unas cortinas cortas o estores que no produzcan un efecto estanco; de lo contrario el calor se quedará prisionero entre la cortina y la pared

Nuestra recomendación: Nos ha gustado este estore con estampado vichy de Cortinadecor. Puedes elegir el color de los cuadritos entre nueve colores

 

Pon libros en las paredes:

¿Tienes tus libros distribuidos por toda la casa? pues debes saber que el papel es un aislante fabuloso. Si cubres una o varias paredes con una librería estarás ahorrando energía, y es que, en contra de lo que dice el refrán, el saber, además de ocupar lugar, nos protege del frío.

Nuestra recomendación: No hace falta gastarse un dineral para tener una librería. Unas baldas de DM de 25 cm de profundidad y de pared a pared son una solución muy socorrida y bonita.

 

Cuidado con las puertas de exterior:

A menudo es complicado que cierren herméticamente por su parte inferior y por ahí se nos escapan unas cuantas decenas de euros cada invierno. Hay burletes que se deslizan por debajo y tienen a cada lado unos rodillos de material aislante y que, además de muy efectivos, son muy prácticos porque los puedes retirar cuando llega el calor sin ninguna dificultad.

Nuestra recomendación: Estos burletes de doble aislamiento, interior  y exterior, son nuestros preferidosy los tienes en grandes ferreterías desde 9 euros

 

Papel de burbujas:

Lo ideal es tener unas ventanas de doble acristalamiento con aislamiento térmico reforzado, pero si no es tu caso y no quieres o no puedes hacer ahora esa inversión hay dos remedios que funcionan: el clásico burlete para ventanas que se abren con manilla y el papel de burbujas para las correderas. 

Este último truco es muy sencillo: recortas el papel de burbujas del tamaño del cristal de tu ventana, a continuación humedeces el cristal y colocas el plástico que automáticamente se quedará adherido ( vigila que las esquinas se mantengan bien pegadas). Este truco hará aumentar hasta 2 grados la temperatura de la habitación, y la ventaja es que puedes quitarlos y ponerlos tantas veces como quieras. Es muy útil en baños, tragaluces y en habitaciones que dan al norte.

Nuestra recomendación: En Carrefour encontrarás rollos de 10 m x 1 por 5,26 euros

 

Comenta esta noticia
Update CMP