Renfe prevé 2.000 viajeros diarios en la línea Alicante-Villena

En atención a los medios, tras inaugurar junto al presidente de Renfe, Isaías Taboada, la nueva línea este lunes, Ximo Puig ha razonado que es "uno de los ejercicios de responsabilidad que hace un gobierno en favor de la movilidad de las personas".

El presidente valenciano ha detallado que la línea significa para "miles de personas" tener "más posibilidades de desplazamiento, mayor comodidad, flexibilidad y, sobretodo, una mejor economía porque se ha producido un abaratamiento de las tarifas".

"Es una operación de redistribución, una operación progresista, para mejorar la vida de las personas", ha manifestado en un "gran día". Así, ha recordado que estando él, como diputado en el Congreso, ya se elevó una propuesta en 2013 para su puesta en marcha.

Por todo ello, Puig se ha mostrado convencido de que la ciudadanía optará por el ferrocarril porque implica "calidad en el transporte, seguridad y puntualidad".

Sin embargo, ha apostado por una mejora del servicio, ya que ello derivará en "más calidad" y "más usuarios"; "estoy convencido de que los usuarios que lo verán así".

Servicio

El presidente de Renfe, Isaías Taboada, ha indicado que la nueva línea atenderá a más de 180.000 personas residentes en los municipios por los que pasa la conexión.

"Es una mejora que es muy querida y deseada por los ciudadanos y es una satisfacción poder ofrecerla", ha indicado y ha hablado del reto de hacerla "más eficiente, confortable, fiable". "En el servicio público nunca nos podemos dormir, y siempre tenemos que ir buscando nuevas metas", ha indicado.

Taboada ha calificado de "importante" que hay paradas que pasan de dos a 20 frecuencias, y ha anunciado que el "siguiente paso" será "mejorar el material; siguiente mejorar la información, el siguiente las instalaciones".

"No nos podemos parar, cuando hacemos servicio público estamos haciendo aquello por lo que la sociedad nos paga, contribuir a hacer ese pegamento social que significa devolver a la sociedad lo que los ciudadanos pagan en impuestos", ha dicho.

Asimismo, cuestionado sobre la conexión con el aeropuerto, Isaías Taboada ha alegado que Renfe es "operadora de las infraestructuras", pero "no decidimos dónde van las infraestructuras".

Frecuencia

En cuanto a la línea, conectará Alicante y Villena en 20 viajes por sentido y tendrán una duración por viaje de 43 minutos. Por ello, se duplica el número de frecuencias entre las dos ciudades.

Renfe ofrecerá así 76.000 plazas a los 180.000 ciudadanos del Vinalopó y se espera pasar de 800 usuarios diarios a algo más de 2.000 viajeros. "No se trata tanto de cuánto se ha invertido, sino de un esfuerzo coordinado para hacer que suceda lo que queremos que suceda, que es que la gente suba", ha indicado. El precio del billete individual entre Alicante y Villena es de 4,25 euros.

Comenta esta noticia