El Consell sigue con el Plan Territorial de la Vega Baja sin contar con Orihuela

A la derecha, el alcalde Emilio Bascuñana.

A la derecha, el alcalde Emilio Bascuñana.

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, y el concejal de Urbanismo, Rafael Almagro, han reclamado a la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio y a su consellera, María José Salvador, “que cuente con Orihuela en la redacción del nuevo Plan de Acción Territorial y atienda sus necesidades”, como ha declarado el alcalde.

La consellera ha visitado hoy el municipio de Callosa de Segura, para presentar una propuesta del Plan Territorial que también afecta al término municipal de Orihuela, ciudad que no ha podido participar en la redacción. “Le mandé una carta a la consellera informándole de que no se nos había invitado a una reunión sobre este tema en Torrevieja y no podemos admitir que se lleven a cabo estas prácticas ni se atiendan nuestras necesidades”, ha informado Bascuñana.

“Orihuela tiene muchas necesidades y en reiteradas ocasiones le he pedido a la consellera que nos reciba como representantes de los oriolanos. A día de hoy, eso aun no ha ocurrido”, ha dicho el primer edil. La CV-95, la CV-91 y el Plan General de Ordenación Urbana son proyectos que Orihuela necesita y por los que no ha habido “entendimiento con los miembros de la Conselleria con los que nos hemos entrevistado”, ha comentado Emilio Bascuñana.

“Orihuela no puede permitir que no se atiendan nuestras necesidades por quien tiene la responsabilidad de atenderlas y de dar soluciones. Le pido a la consellera Salvador que nos conceda una entrevista para transmitirle nuestras peticiones y le pido a Ximo Puig que no siga adelante con el Plan Territorial sin contar con Orihuela”, ha demandado el alcalde de Orihuela.

Viviendas en la costa

La consellera también ha visitado unas viviendas de protección oficial de Orihuela Costa que se construyeron antes de la crisis. El Ayuntamiento de Orihuela cedió en 2004 a la Generalitat los terrenos para su edificación, “que por aquel entonces tenían un valor de unos 10 o 12 millones de euros”, como ha anunciado Almagro, para cubrir la demanda que por aquel momento existía.

Llegó la crisis y, aunque la mitad de las viviendas estaban terminadas, no había compradores para ellas. Al principio de esta legislatura, tras negociaciones con la entonces directora general de Infraestructuras, Blanca Marín, se vendieron 63 viviendas. “A día de hoy, las 36 restantes se han puesto para su venta o alquiler sin que nosotros lo aprobemos en el pleno municipal, tras una escasa inversión de 140.000 euros por parte de la Conselleria para adecentarlas”, ha informado Rafael Almagro.

“Nos alegramos de que por fin se puedan llegar a utilizar estas casas, pero la consellera no debe colgarse ninguna medalla porque su construcción ha sido posible gracias al esfuerzo del Ayuntamiento de Orihuela y del Consell que teníamos años atrás”, ha incidido el concejal.

Comenta esta noticia
Update CMP