El mercadillo de la Lonja plantan cara al Ayuntamiento de Valencia

Mercadillo en las inmediaciones del Mercado Central

Mercadillo en las inmediaciones del Mercado Central

Los puestos de las cercanías de la Lonja y el Mercado Central mantienen la venta habitual, acogiéndose a la disposición transitoria segunda de la normativa.

El mercado dominical junto a la Lonja de Valencia y el Mercado Central ha hecho caso omiso a la nueva ordenanza impuesta por el Ayuntamiento de la ciudad que les restringe la venta de artículos desde esta semana. La normativa indica que solo podían vender sellos, cromos y artículos varios como libros. Pero los puestos, que venden principalmente productos textiles, complementos y souvenirs, ya dijeron que acudirían a vender lo que hasta ahora estaban vendido. Y así  lo han hecho este domingo.

La ordenanza reguladora de la venta no sedentaria fue aprobada por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento de Valencia el pasado 28 de febrero. Actualizando el texto del año 2004, todos los partidos apoyaron las restricciones que ahora podrían dejar sin trabajo a más de 80 familias. A pesar de aprobar la reforma en febrero, los trabajadores no recibieron la notificación hasta el mes de junio. Este tiempo les ha resultado muy escaso para poder liquidar todo el material que ya habían comprado, además de que no ven coherentes las medidas que plantea el consisitorio y que van en contra de su trabajo.

La medida transitoria número dos, dice que tienen permiso hasta el año 2026 y a ella se han acogido para seguir vendiendo este domingo. El permiso viene desde el Tribunal Superior de Justicia y de consellería. Con una prórroga de 15 + 15 años.  El documento señala que "las autorizaciones municipales para ejercer la venta del mercado periódico festivo de la Plaza Redonda, que en la actualidad permite la venta de artículos de regalo, continuarán vigentes sin perjuicio de la posibilidad de solicitar la adecuación a los artículos". Sin embargo, el concejal de Comercio, Carlos Galiana, les dijo que si no acataban las nuevas restricciones, deberían abandonar su puesto de trabajo en las cercanías de la Lonja y el Mercado Central.

Francisco Campos, presidente de la Asociación de Vendedores del Mercado Central, y uno de los afectados, ha asegurado que este punto de la norma les exime de su cumplimiento al no ser que traspasen su módulo a otros vendedores, quienes sí estarían obligados a cumplir la normativa. Por eso, él y todos sus compañeros acudieron este domingo a trabajar como lo habían hecho hasta ahora. Fueron acompañados de un notario y la normativa que les protege y da derecho a trabajar hasta el año 2026. Ellos creen que esto es un ataque contra ellos y han criticado duramente que el concejal Galiana, no haya querido recibirles para intentar llegar a una solución que no perjudique a tantas familias.

Los vendedores habilitaron un espacio para la recogida de firmas vecinales contra la prohibición de la venta de ropa y bisutería que, sobre las 12:00 horas ya contaba con más de 1.000 firmas.

Sospechan que la redacción de la nueva normativa se realiza en un intento por desmantelar el mercadillo, dado que denuncian que casi un centenar de vendedores no podrían vivir únicamente de la venta de cromos, libros o música descatalogada. 

Vox da su apoyo a los comerciantes

Desde el grupo municipal de VOX se esperaba expectante lo que sucediera este fin de semana con el mercado dominical y con la entrada en vigor de la nueva ordenanza impuesta por el Ayuntamiento de Valencia. Al conocer la decisión de los comerciantes de montar sus paradas pese a la restricción, el concejal de VOX en el consistorio, Vicente Montañez, ha querido estar con los comerciantes dándoles su apoyo “ante las políticas arbitrarias del consistorio de Joan Ribó, siempre de espaldas a los legítimos intereses de los comerciantes, que teniendo todos los permisos en regla, ven como un giro de vuelta más en la política sectaria del ayuntamiento puede dejar sin empleo a 80 familias”, ha manifestado

Desde VOX, el edil ha afirmado también que “siempre estaremos con la España que madruga, con aquellos que ayudan con su esfuerzo a hacer la ciudad grande. Nosotros nunca les daremos la espalda a empresarios y comerciantes, que son los que generan empleo, riqueza y pagan los cada vez más altos impuestos y tasas de este ayuntamiento”.

Vicente Montañez también tuvo la ocasión de conocer de primera mano los argumentos que han llevado a los comerciantes a montar sus paradas y a pedir firmas para paralizar la aplicación de la ordenanza. Asimismo, han acordado mantener una reunión formal en el consistorio la última semana de agosto ya que “vistos los argumentos de los comerciantes, pensamos que estamos frente a otro de los atropellos de este consistorio, más preocupado por rescatar barcos o seguir subiendo la factura del agua que por defender los intereses de sus ciudadanos,” indicó Vicente Montañez, y “desde VOX vamos a trabajar para darles voz a los que más lo necesitan, sin descartar ningún tipo de medida para velar por el comercio, en cualquiera de sus variantes, frente a los peligros que les acechan. No podemos olvidar, como sí hace Ribó, que la obligación de los gobernantes es buscar el bienestar de los ciudadanos, de todos, y no solo de aquellos que comparten el modo de vida de esta izquierda pancatalanista”, ha concluido.

Comenta esta noticia
Update CMP