27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El castillo de Iglesias se desmorona: imputan a la cúpula de Podemos

Pablo Iglesias, junto a Irene Montero y Juanma del Olmo durante la campaña electoral

Pablo Iglesias, junto a Irene Montero y Juanma del Olmo durante la campaña electoral

Uno de los hombres del vicepresidente, Juanma del Olmo, ya está investigado junto a los responsables de las finanzas de la formación morada por la supuesta financiación irregular del partido

Llegaron para acabar con la "casta" y después se conviertieron en ella sentados en sus sillones ministeriales. Y llegaron para acabar con la corrupción y "limpiar" las instituciones y ahora un juez imputa a la cúpula de Podemos por las supuesta irregularidades en la gestión financiera del partido. Y es que parece que el castillo de naipes construido por Iglesias está desmoronándose día tras día.

De hecho, el último golpe ha llegado este martes del titular del juzgado de instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, que ha imputado a Juan Manuel del Olmo, secretario de Comunicación de Podemos, responsable de las campañas de la formación morada y uno de los hombres de máxima confianza de Iglesias, por posibles delitos de malversación y administración desleal.

 Junto a él también está imputados, tras la denuncia presentada por el abogado despedido José Manuel Calvente, la gerente del partido, Rocío Esther Val, el tesorero Daniel de Frutos y una trabajadora, por lo que todos están citados a declarar el próximo 20 de noviembre.

Su comparecencia se producirá después de que desfilen por Gloria Elizo, actual vicepresidenta tercera del Congreso y exresponsable del equipo legal de Podemos, además de Mónica Carmona, otra de las antiguas abogadas del partido que fue despedida también en diciembre,  citadas el próximo 15 de septiembre como testigos tras la denuncia de Calvente.

Aparte de estas citaciones, el juez ha ordenado otras diligencias en el marco de esta causa que acaba de ponerse en marcha, como es requerir a Podemos abundante documentación que abarca desde la contabilidad hasta tablas de sueldos de trabajadores.

Y es que, uno de los puntos que investiga el juez es la presunta implicación de Del Olmo en la contratación irregular de una agencia de comunicación para la campaña de Podemos en las elecciones generales de abril de 2019, de la que se encargó personalmente por designación de Iglesias.

Podemos se defiende: "Es una investigación prospectiva"

Por su parte, desde Podemos,  aseguran que "el juez está haciendo una investigación prospectiva. Se llaman investigaciones 'a ver qué pesco'. Se trata de una forma de investigar prohibida y sancionada en los estados de derecho. Consiste en practicar diligencias dando por supuesta la culpabilidad de los investigados desde el inicio de la investigación. El objetivo de este tipo de investigaciones es hacer un caso mediático que dure meses, aunque luego jurídicamente quede en nada".

De hecho, el propio Pablo Echenique ha publicado un mensaje en su cuenta oficial de Twitter en la que asegura que "con las acusaciones que hoy se vierten, pasará como con todas las anteriores: quedarán en nada. Porque su objetivo no es judicial, sino la difamación mediática. Y, cuando estas caigan, vendrán otras... y otras. Es así desde que nació Podemos. Son las reglas del (amañado) juego".

Pero de momento, la cúpula de la formación se encuentra acorralada por un juez que intenta dirimir si han existido irregularidades en la gestión de los fondos del partido y los escándalos se suceden día tras día, mientras que Sánchez continua de vacaciones en Lanzarote sosteniendo a un socio que cada día va hundiéndose más en aquello que siempre criticó.

Comenta esta noticia