26 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cerco a Borrell: la multa de la CNMV golpea de lleno al ministro millonario

Josep Borrell es el ministro más acaudalado.

Josep Borrell es el ministro más acaudalado.

La oposición ya ha pedido su dimisión porque "marca España" no es, precisamente, tener un ministro de Asuntos Exteriores sancionado por usar información privilegiada para sus negocios.

Pedro Sánchez no quiere tener que sacrificar a ni uno más de sus ministros, pero estos se lo están poniendo muy difícil. Cuando no es Dolores Delgado es Pedro Duque y cuando no, el mismísimo Josep Borrell.

La ratificación de la multa de 30.000 que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha impuesto al titular de Asuntos Exteriores por vender acciones de Abengoa valiéndose de información privilegiada -era consejero de la compañía- le ha puesto entre la espada y la pared. A él y al presidente, por extensión.

Pablo Casado y Pablo Iglesias ya han pedido la dimisión del ministro porque, en opinión del presidente del PP, "está deslegitimado para seguir en el Gobierno". En tanto que Ciudadanos ha solicitado que comparezca en el Congreso para dar explicaciones. Y después ya verán.

Los que han encontrado un filón son los independentistas, deseosos de ajustar cuentas con el socialista después de lo ocurrido la semana pasada en el Congreso, con el famoso escupitajo. En especial, Gabriel Rufián:

Desde La Moncloa ya dejan caer que Borrell, pieza fundamental del Consejo de Ministros, no se va a ninguna parte. Por más que el líder de Podemos se haya mostrado convencido de que reflexionará: "Respeto a Borrell por su inteligencia y su altura política y creo que dimitirá sin necesidad de que se lo exijamos".

 

De hecho los demás ministros ya se han aprendido el argumentario para este caso, que se resume en que Borrell no usó información privilegiada porque si la hubiera usado no habría perdido dinero en Abengoa. Así lo ha dicho el titular de Fomento, José Luis Ábalos

Pero la CNMV es tozuda y sostiene que Borrell conocía información relevante que todavía no había sido publicada" cuando en noviembre de 2015 vendió acciones de Abengoa por importe de 9.030 euros.

Si Sánchez no destituye a su ministro, y no parece que vaya a hacerlo, el principal embajador de España en el mundo será alguien sancionado por el regulador por haber utilizado información confidencial para sus negocios. 

En cualquier caso, para Borrell 30.000 euros son poca cosa, teniendo en cuenta que es el miembro del Consejo de Ministros más acaudalado. 

Según la información sobre el patrimonio de los altos cargos publicada en el BOE a finales de septiembre, el ministro de Asuntos Exteriores tiene un patrimonio inmobiliario valorado en casi un millón de euros, más de 923.000 euros en sus cuentas bancarias y casi 590.000 euros en acciones. 

Comenta esta noticia
Update CMP