Valencia Marítima de luto: Recuerdo a Mª Carmen Serra y homenaje a Emilio Attard

La Valencia Marítima está de luto: Mi buena amiga Mari Carmen Serra Olmo partió a la Casa de Dios Padre, el día de Santa Cecilia, y en su querida parroquia de Santa Maria del Mar del Grao de Valencia se ofició su funeral. Mari Carmen era todo corazón, dulce en su voz, amante de su familia, y con una especial devoción a la Virgen del Carmen, que junto su esposo Manolo Monsoriu fueron los refundadores de dicha Cofradía en el Grao, en el año 2016 me llamó para que fuera Pregonero de esa fiesta en julio de aquel año, y así lo conte:”Cuando me llamó mi buena amiga Mari Carmen allá por el mes de febrero, no pude decirle que no, pues habló mi corazón, y me vino a la mente mi amigo Manolo Monsoriu Sorolla que está en el cielo, y es el primer pregón de su querida Virgen del Carmen que sigue desde allí. Con el permiso de ustedes, a él se lo dedico, y a su familia.

Querido Manolo, desde que el 27 de este maravilloso y siempre radiante mes de julio, del pasado año 2015, partiste a la Casa de Dios Padre, tu vacío terrenal es muy grande. Pero como creyentes sabemos que estás entre nosotros con una nueva dimensión; la dimensión de los que mueren en el Señor, y estás en plenitud con Cristo a quien amabas.La historia de Manolo Monsoriu ha sido una historia fundamentalmente de amor, de amor a su familia y de amor y simpatía hacia los demás, la Virgen del Carmen y el Cristo de la Palma son claros ejemplos; y recuerdo tú cara de felicidad cuando publicamos en EOS aquel reportaje de tus 40 años de canónico matrimonio junto a Mari Carmen tu esposa.

Y el fruto de vuestro amor han sido vuestros hijos y nietos. Queridos Manuel y Raquel, Juan Antonio y Maria José, y a esa nueva generación de Monsoriu con Carolina, Rubén y Álvaro, sentiros orgullosos del legado de vuestro padre y abuelo, porque alguien dijo: “Porque las historias y tradiciones que conforman la conciencia de un pueblo se deben repetir muchas veces. Todas las que haga falta. Para que jamás se olviden. Porque la cultura y la tradición que se convierte en un fósil, tarde o temprano  se convertirán en polvo. Y luego, en la nada”.

Contarle a las generaciones venideras que estáis orgullosos de ser graueros, y de mantener sus fiestas y tradiciones como vuestros ascendientes, y la Virgen del Carmen es una cita obligada en vuestra familia.

'Lo que el corazón les dictó', ese precioso libro de nuestra amiga Mª Carmen Serra que recopila creaciones literarias, gozos, sonetos, poemas, himnos, plegarias y ‘miracles’ desde el siglo XVIII extraídos de libros y programas de fiestas, como homenaje al Santísimo Cristo del Grao, y donde destaca el apéndice "recuerdos para mañana", en el que se recogen reproducciones de grabados del siglo XIX y varias fotografías de principios del siglo XX del Negret son ejemplo del amor por el Grao de la familia Monsoriu Serra.

Entre las múltiples actividades que en la actualidad llenan nuestras vidas, al parecer hemos olvidado la importancia de algo tan simple, cotidiano y cercano, pero a la vez tan complejo, extraño y poco observado como es hablar desde el corazón, que nos dicta sentimientos por encima de la razón.

Nos hemos acostumbrado a hablar desde la razón o la mente, enunciando palabras para mostrar un contenido o una idea. Hablar desde el corazón es totalmente diferente. No se desea influir en otro para un objetivo determinado, ni tampoco mentir con tal de lograrlo. Es un gesto desde nuestro interior, en que el enunciar algo se transforma en una acción que desborda sinceridad. Su expresión más conocida es la poesía, pero no es la única. Existen tantas formas de expresarse desde el corazón como la creatividad de cada persona...”

Igualmente de aplicable lo dicho a Manolo, lo es a Mari Carmen, siempre habló desde el corazón, por encima de la razón, y los dos bien sabemos, que eso no es fácil, y nos ha llevado en ocasiones a que algunos no nos entiendan, y ser incomprendidos cada cual en nuestro rol.

Desde el cielo vas a seguir trabajando por tu Grao, por el Nostre Negret, por tu querida Hermandad del Santísimo Cristo de la Palma, que con tanta ilusión fundasteis, cuando vea ese estandarte no solo me acordare de Manolo, sino de ti también, y se que tu familia continuará la tradición que les habéis legado. Como ha escrito nuestro amigo el reverendo Antonio Díaz Tortajada: Todos los que te conocimos y fuimos tus amigos, sufrimos ahora por tu muerte, este día es uno de los más tristes de nuestra vida, sentimos una enorme pena por tu familia y seres más queridos. Porque hoy, a pesar de nuestra firme fe cristiana, nos asaltan los misterios más profundos de la historia de los hombres. ¿Por qué tú? ¿Por qué de esta manera tan en silencio, tan sin ninguna queja?Te has ido en silencio, casi calladamente...”

Sirvan estas lineas de homenaje póstumo a una gran mujer Mari Carmen Serra Olmo

Y ahora que nuestra Carta Magna cumple 40 años La Constitución Española de 1978 fue la culminación y el símbolo más representativo de un éxito colectivo. En mi modesta opinión consagró la recuperación de la libertad, y ofrece el marco apropiado para la consolidación definitiva y el continuo perfeccionamiento de nuestra democracia, por medio del modelo de sociedad que perfila, de los valores, derechos y deberes fundamentales que reconoce, promueve y protege, de los poderes del Estado que instituye y de la estructura territorial que diseña. El proceso y el método que se siguió para su aprobación la convirtieron, además, en un éxito compartido. Elaborada con la intervención de todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria, bajo el signo del diálogo y la búsqueda del consenso, el texto de 1978 sigue siendo realmente una Constitución de todos La votación en las Cámaras hace 40 años así lo avaló. El amplísimo apoyo mostrado después por los ciudadanas en el referéndum del 6 de diciembre de 1978 aprobatorio reflejó con claridad que el acuerdo político alcanzado contaba con un claro aliento social, En contraste con otras muchas de nuestra historia constitucional, vinculadas a una determinada posición política o a las preferencias de una sola parte de la saciedad, la de 1978 sigue siendo una Constitución comúnmente aceptada, una norma colectiva que, por pertenecer a todos, nadie puede reclamar en propiedad. No es de extrañar, en consecuencia, que sea la que más estabilidad auténticamente democrática haya proporcionado a la España de los dos últimos siglos, y ahí hubo un valenciano, ese es el hombre al que queremos rendir homenaje Emilio Attard Alonso.

Attard tuvo un papel destacado durante la transición democrática como presidente de la comisión del Congreso de los Diputados encargada de redactar la Constitución de 1978. Nacido en Valencia el 8 de abril de 1915, falleció en diciembre de 1997, a los 82 años. Fue abogado y consejero del Banco de España en Valencia, vocal del Consejo General de la Abogacía, y decano del Colegio de Abogados de la ciudad. Attard compaginó el ejercicio de la abogacía con la actividad política, primero como promotor del Partido Popular Regional en 1976, y después en la extinta UCD, por la que fue elegido diputado por Valencia en 1977 y 1979. En UCD, el jurista ocupó los cargos de vicepresidente del grupo parlamentario en el Congreso, miembro de la ejecutiva nacional y de la provincial en Valencia. Vicepresidente también en el Congreso, Attard presidió la Comisión de Asuntos Constitucionales y de Libertades Públicas.

Tuve la suerte de haber conocido a don Emilio Attard Alonso, y haber estado en su casa de la Urbanización del Parque de Santa Bárbara de Rocafort, junto a mis amigos ya fallecidos Vicente Ballester Garcia, y Manuel Illueca Llovet. Para el que suscribe, licenciado en derecho, y abogado no ejerciente, la Constitución Española de 1978, fue algo muy grande. El 6 de diciembre, los españoles mayores de edad, la aprobaron en referéndum, con un 88 % a favor y un 8 % en contra, la abstención fue del 32%. La sancionó el Rey ante las Cortes el 27 de diciembre, y para no publicarla el día de los inocentes, salió en el BOE, y entró en vigor el 29 de diciembre.

Como les decía, Emilio Attard Alonso fue, según los periodistas de la época, el descubrimiento parlamentario que en el ejercicio de la Presidencia de la Comisión Constitucional, lo hizo siempre con justicia, con equidad y con humor. El relajaba los ánimos cuando estaban tensos y provocaba la cordialidad cuando amenazaba romperse la convivencia legislativa, lo que constituyo su principal obsesión en la conducción del proceso constitucional. Se supo ganar el respeto de propios y extraños desde su confesada y profesada formación liberal y humanista cristiana. Lean su libro, “La Constitución por dentro. Evocaciones del proceso constituyente. Valores, derechos y libertades”, una delicia, que te lleva a sentirte, como si vivieras aquellos años. Yo tuve  la suerte, de que me lo regalara, y me lo dedicara de su puño y letra, me lo mandó con la siguiente misiva que paso a reproducir.

Mi estimado amigo y compañero:

Recibí tu afectuosa carta de 3 de febrero pasado, y aunque no la contesté, tus trabajos en el Marítimo de “Las Provincias”, así como las publicaciones de tu Hermandad, la de Vestas del Santísimo Cristo del Buen Acierto, me fueron utilísimas, ya que además este año, vuestro Cristo, presidía en la Parroquia de Santa Maria de los Ángeles  -mezclo el nombre de las dos- . 

Cuéntame como un amigo, dispón siempre como mejor gustes y acepta uno de los últimos ejemplares del libro “La Constitución por dentro”, con el que quisiera corresponder a tus atenciones.

Un fuerte abrazo.

Valencia, 31 de marzo de 1992. “

Y es por ello, que el 5 de diciembre de 20 a 22 horas desde EOS, junto con la Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que preside Mari Carmen Marín, y de la que fue relevante cofrade mi amigo el letrado Manuel Illueca Llovet, que fue quien propuso a don Emilio Attard como Pregonero de la Semana Santa Marinera de Valencia, celebraremos una lectura pública de la Constitución de 1978 en la sede de esa Real Hermandad sita en el Grao de Valencia, en la calle Ernesto Anastasio 21. En la misma participaremos cofrades, así como autoridades que se quieran acercar de las instituciones públicas y que desde ESdiarioCV quedan invitadas, representantes de colectivos ciudadanos y todas las personas que deseen estar presente en el homenaje a nuestra Carta Magna y al valenciano que presidió la ponencia constitucional.

Ya saben que siempre les recomiendo escuchar a nuestro corazón, obrar el bien a los demás, y sentir estos lares marineros les recomiendo hoy sábado por la tarde en San Mauro la procesión del Cristo de la Concordia, tras la Eucaristía de las 19.30 horas.

Y mañana domingo 25, se celebrará la procesión del 75 aniversario del Cristo del Salvador y del Amparo de la parroquia de Cristo Redentor-San Rafael, que fue suspendida por la lluvia. Ilustro estas líneas con instantáneas que tome en los actos que les glosé en mi anterior colaboración.

Sean felices y nos vemos en la Valencia Marítima.

Comenta esta noticia
Update CMP