21 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El "suicidio" de Sánchez: Beaumont destapa el temor que recorre el PSOE

Por si no lo estuviera suficientemente ya, hay un episodio que aún enrarece más el ambiente en el partido socialista y que a su líder le ha sentado a "cuerno quemado", según los sanchistas.

Tras días de discrepancias por las posibles respuestas al golpe secesionista, Antonio Martín Beaumont publica este martes en La Razón que "la maquinaria socialista está en alerta" y que Pedro Sánchez quiere a todos sus altos cargos con la "agenda liberada" para reunir todos los órganos de dirección del partido.

Así, destaca Beaumont, "a la triple convocatoria, hecho extraordinario, se le cruza en el Pleno del Congreso la exigencia de explicaciones a Soraya Sáenz de Santamaría por el "fracaso" de su misión en Cataluña y, sobre todo, por el desarrollo de la jornada del referéndum, pero la propia cúpula del PSOE ya ha barruntado retirar, o al menos retrasar, tal debate". 

 

Y es que "la sucesión de acontecimientos haría llegar la iniciativa en el momento más inoportuno", entre la comparecencia de Carles Puigdemont en el Parlament y la del propio Mariano Rajoy ante el Congreso: "Esas son ahora mismo las dos previsiones en rojo en el calendario de los socialistas y que marcan su agenda. De hecho, Sánchez reúne este miércoles por la mañana a la Comisión Ejecutiva del PSOE, precisamente para analizar las respuestas al presidente de la Generalitat, mientras todo apunta a una doble convocatoria el sábado de todos los barones territoriales, llamados a sentarse en el Comité Político Federal, y de los integrantes del Comité Federal". 

Y encima "a las citas previstas para el fin de semana llegará la formación con algunos ánimos a flor de piel. Susana Díaz, hasta el momento por personas interpuestas, viene evidenciando su desacuerdo con las distintas posiciones oficiales". 

 

Recuerda el director de ESdiario que "ya desobedeció a Sánchez, que llegó a pedir personalmente a la presidenta de la Junta de Andalucía que no respaldase en su cámara autonómica la iniciativa de Ciudadanos para apoyar al Gobierno de Rajoy y a las instituciones del Estado frente al desafío secesionista. Ella y sus diputados votaron a favor de la proposición no de ley. Tampoco tuvo reparos la baronesa en mostrar su entusiasmo con el histórico mensaje del Felipe VI, mientras que Ferraz tragó saliva ante la falta de apelación del Rey al diálogo".

Todavía hay otro episodio que enrarece aún más el ambiente interno: "Díaz vio con buenos ojos la carta de históricos socialistas en contra del diálogo con Puigdemont. Al entorno de Sánchez, en cambio, le sentó a cuerno quemado. Óscar Puente ha llegado a hablar de "cartitas abiertas" que "sólo buscan la confrontación".

 

Y es que en "la federación andaluza ven al líder del PSOE entregado a la "presión" del PSC para distanciarse de las posiciones de PP y de Ciudadanos  en Cataluña. "Algunos sólo están inquietos por los titulares de los medios de comunicación y nosotros hemos ganado unas primarias a pesar de esos titulares", ha venido defendiendo en privado un importante sanchista".

Por eso recalca Beaumont que "es en este contexto donde se espera que suene en el cuartel general socialista la voz de Susana Díaz, que ya inició el curso político con el mismo aviso con el que terminó el anterior: no tener que elegir entre su lealtad al PSOE y a Andalucía por posibles concesiones a los independentistas. A sus ojos, el peligro pasa por que sus siglas terminen perdiendo la identidad en medio del descontrol absoluto. Algo que se considera un "suicidio".

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia