19 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La pequeña gran obsesión de Susana Díaz puede pasar factura a Inés Arrimadas

Los próximos a la líder andaluza del PSOE lo tienen claro pero si Ciudadanos piensa que ha encontrado la solución a todos sus males puede que no haya sopesado todas las consecuencias...

A estas alturas de la campaña andaluza, Nacho Cardero tiene claro en El Confidencial que "ni Moreno Bonilla, ni Marín, ni Rodríguez. Ni siquiera Pablo Casado o Albert Rivera. Ninguno de los aludidos parece preocupar a Susana Díaz. La presidenta andaluza solo tiene una obsesión de cara al 2 de diciembre: Inés Arrimadas".

Y es que "la líder de Ciudadanos desarrolla su actividad política en Cataluña, pero es casi como si tuviera escaño en el Parlamento andaluz. Está presente en las conversaciones. No hay análisis que deje de mencionarla. Se habla de las posibilidades de uno y otro candidato, de las coaliciones que se tendrán que bosquejar y, al final, en el tiempo de descuento, acaso el espacio de las tertulias más propicio para las especulaciones, siempre se acaba sacando a colación lo mismo: "¿Os imagináis si fuera Arrimadas la que se presentara…?", señala Cardero en su columna.

Todo ello porque, a su juicio, "en una campaña marcada por la crisis catalana y las negociaciones del Gobierno con las formaciones independentistas, Susana Díaz ve en Inés Arrimadas unos atributos que le niega a su propio jefe de filas, Pedro Sánchez, más lastre que activo por sus vaivenes en torno a la cuestión secesionista. La vaporosidad del presidente del Gobierno contrasta con la contundencia de Arrimadas, que allí, en Andalucía, arranca votos a puñados".

Y sin ir más lejos, así lo reflejan las encuestas. Se hace eco Cardero del sondeo de IMOP en el que  "Ciudadanos se alza como el vencedor moral de las elecciones andaluzas. Está cerca del ‘sorpasso’ con respecto al PP y gana casi medio millón de votos sobre su resultado de 2015, provenientes en su mayoría de los populares, pero también muchos del PSOE". Los próximos a Díaz se preguntan cuando dan rienda suelta a su imaginación qué hubiera pasado "si hubiera sido Arrimadas"...

Será por eso que desde julio Ciudadanos la viene paseando por las tierras andaluzas, con desayunos, reuniones con empresarios, entrevistas…

Aunque, según Cardero, "esta estrategia, diseñada al milímetro por Albert Rivera y José Manuel Villegas, también tiene sus puntos débiles. El uso (y abuso) de la figura de la jerezana llevan aparejadas algunas contraindicaciones que no escapan ni a la formación naranja ni a sus contrincantes, que las explotarán, y que en algunos aspectos ya empiezan a traslucirse".

A saber,  primero "que termine opacando al candidato real y se produzca un efecto boomerang, esto es, que los votantes terminen recelando de una persona que tras las elecciones coge el AVE y se vuelve a Barcelona; y segundo, que la imagen de la propia Arrimadas, ahora mismo libre de mácula, se resienta hasta chamuscarse. Este domingo, sin ir más lejos, tuvo que protagonizar el consejo de Cs en Jerez, donde el partido ha colocado a una gestora después de que la junta directiva local dimitiera hace unos días como protesta por el método elegido para confeccionar las listas". 

Comenta esta noticia
Update CMP