22 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El expediente James Rodríguez en el Real Madrid está cerrado

James Rodríguez, en uno de los pocos encuentros que ha disputado esta temporada con el Real Madrid.

James Rodríguez, en uno de los pocos encuentros que ha disputado esta temporada con el Real Madrid.

Después de pasar por el Bayern, todo parecía indicar que podría ser la temporada de James en el Real Madrid, pero el colombiano no ha respondido en las pocas opciones que le ha dado Zidane.

Terminó el Campeonato Nacional de Liga y con él una temporada tortuosa para el colombiano James Rodríguez, quien se perdió las últimas convocatorias, incluida la del título. Su regreso, tras su paso por el Bayern Múnich alemán, no resultó como él lo hubiera esperado. Ni su reencuentro con Zinedine Zidane, tampoco. "James y Bale no han entrado en la lista. ¿Le queda la espina de no haber sacado el 100%?", le preguntaron al técnico francés después del empate contra el Leganés.

"No, porque las cosas cambian. Sabéis lo que ha pasado con uno (James), con el otro es una decisión técnica", dijo Zidane, reafirmando que fue por la petición del jugador colombiano de no ser convocado por lo que resta de temporada. Muchos se preguntan todavía qué llevó a James a tomar la radical decisión. Simple, no cuenta en el proyecto, desde su perspectiva, para Zidane. Los números lo avalan.

Tras la reanudación del fútbol por el parón debido a la pandemia global del coronavirus, solo jugó 78 de los 419 minutos en los que vio acción en la campaña 2019/20. Ante la frialdad de los datos, tanto como las solitarias tribunas del Estadio Alfredo Di Stéfano, James pareció entender que no iba a jugar y no veía necesario tener que pasar el mal trago de ver todos los partidos que restaban hasta el final del campeonato desde la grada (eso es lo que se dice a lo interno del club y en el medio periodístico).

El expediente del colombiano con el Real Madrid parece cerrado, desde incluso antes del parón. Se le ha vinculado con los vecinos: el Atlético de Madrid, del Cholo Simeone.

En medio de la lucha por ganar La Liga y la polémica arbitral encendida, tras las declaraciones de Gerard Piqué y sus cuestionamientos hacia el VAR, surgió otra bomba que dinamitó la inercia madridista hasta el final de la competición.

Zidane siempre declaró que necesitaría de todos para lograr la liga número 34, pero James no solo se bajó del carro sino que su entorno lo montó en otro y encendió el motor.

Hay muchas instituciones de gran nivel en el mundo que creo estarían interesadas en contar con James, seguramente no le van a faltar ofertas, porque es un jugador top en el mundo, que tiene un impacto en cualquier parte y club a donde llegue, y seguramente, dependiendo de las decisiones que se tomen con el Madrid o de lo que James y su grupo acuerden con el Real, seguramente tendrá nuevas oportunidades", expresó Juan Carlos Restrepo, padrastro del jugador.

En declaraciones para Súper Combo del Deporte, en Cali, habló incluso propiamente del Atlético de Madrid: "A mí me gusta mucho el fútbol español, se ha hablado mucho de ir al Atlético de Madrid, me encantaría, una bonita afición y un estadio muy bonito. No sé, si sea como se especula en los medios, una realidad. Así como en Italia e Inglaterra hay buenas instituciones", agregó.

Sin embargo, el traspaso de James al equipo colchonero no sería una operación fácil en un mercado de fichajes en el cual no se esperan grandes movimientos, ante la dificultad económica de casi todos los clubes por la pandemia. Lo señaló el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y el mismo Simeone.

"En este mercado, en el que posiblemente no habrá grandes compras y ventas, el que consiga una base sólida, fuerte y que pueda mantenerse compitiendo de un año a otro es el que seguirá estando en la pelea de todas las competiciones", declaró el técnico argentino, quien ha eludido referirse directamente al caso del colombiano.

“Hablamos continuamente con Miguel y con Andrea sobre lo que necesitamos y las expectativas que tenemos. Tenemos claro lo que buscaremos. Tenemos un equipo que está creciendo, gente nueva que toda esta temporada le servirá como base para la próxima", dijo sobre su plantilla.

 

James podría adaptarse al juego de Simeone

Otras de las grandes preguntas que vale hacerse es si James podrá con la filosofía Simeone. Sobre ello habló el colombiano Luis Amaranto Perea durante una entrevista en el programa 'Mesa de Análisis' de Win Sports, del domingo 19 de julio. El exjugador, que pasó por Medellín, Boca Juniors, Atlético de Madrid y Cruz Azul, se refirió al volante zurdo y lo que piensa del riguroso entrenador colchonero.

"Es cierto que para jugar con Simeone hay obligaciones que no se negocian, es uno de los discursos que él más repite; – El esfuerzo no se negocia -. El jugador que llega al Atlético de Madrid y es dirigido por Simeone, tiene que estar preparado para aportar en ataque y también en defensa. Esto es importante tenerlo en cuenta", dijo.

"Personalmente, no creo que Simeone vaya a cambiar su forma de entrenar o ver el fútbol por un jugador específico. Ya lo avisó a João (Félix), João en algún momento ha manifestado la incomodidad y él ha dicho textualmente que el equipo es más importante. Y no sé si hoy ya es un momento para que James valore ir al Atlético de Madrid y lo que se van a encontrar. Puede ser un reto que él esté dispuesto a asumir y puede que Simeone tenga esa capacidad de persuadirlo para que pueda entrar en esa dinámica que necesita el Atlético de Madrid", agregó.

Tomando en cuenta las anteriores valoraciones, podemos concluir que el expediente James en el Real Madrid de momento está cerrado, pero su futuro es incierto, incluso podría terminar un tiempo más vestido de blanco bajo el mismo status.

La historia, que comenzó en 2014 y se renovó en 2017, tiene vigencia hasta el 30 de junio de 2021. Hasta esa fecha vive el contrato de James con el Real Madrid, que se hizo de los servicios del jugador tras su brillante paso en el Mundial de Brasil. De acuerdo a lo revelado por el diario Marca, en el verano de 2019, el que estuvo más cerca de llevarse al colombiano fue el Napoli (Italia).

En aquella oportunidad, una cifra cercana a los 40 millones de euros -de los 80 por los cuales fue comprado- no fue asumida finalmente por el club italiano y, contra todo pronóstico, se quedó a las órdenes de Zidane. La historia podría repetirse, pero la extensión sería mínima. Máximo hasta el mercado de invierno. Aunque también resulta improbable.

Comenta esta noticia