07 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un numerito de Revilla pone la nota discordante a la Conferencia de Presidentes

El Rey y Rajoy en la foto de familia de la Conferencia de Presidentes.

El Rey y Rajoy en la foto de familia de la Conferencia de Presidentes.

El Gobierno se anota un notable éxito al lograr un acuerdo con el PSOE para la reforma de la financiación autonómica, en una cumbre marcada por el plante de Urkullu y Puigdemont.

"No hay más objetivo que generar crecimiento y empleo, por que eso es lo que nos va a proporcionar más recaudación". Este mensaje de Mariano Rajoy a los presidentes autonómicos resume el balance de la Conferencia de Presidentes que el Senado ha acogido este martes. Una cita que arrancó con una advertencia de Rajoy a sus interlocutores: España recauda hoy 20.000 millones de euros menos que en 2007.

Marcada por la ausencia del lendakari, Íñigo Urkullu, y del presidente catalán, Carles Puigdemont -retratado éste, dado que el asunto central de la cita era la financiación autonómica-, la Conferencia se ha saldado con varios acuerdos, fruto del trabajo desempeñado desde hace meses por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Pero también por el cambio de actitud del PSOE respecto a la etapa de Pedro Sánchez. La línea directa establecida por Rajoy y el presidente de la Gestora, Javier Fernández, han facilitado el éxito de esta cumbre.

En este sentido, el Gobierno reconoce ya que teme que éste sea el último gran acuerdo que faciliten los socialistas  -está por ver su voto a los Presupuestos Generales- una vez que el PSOE se dispone a protagonizar una larga batalla interna hasta las primarias y el Congreso de junio.

 

El asunto que ha provocado la discusión más áspera ha sido el de la armonización fiscal, con alianzas inusuales como la de Cristina Cifuentes y la socialista balear Francina Armengol, frente a otro bloque liderado por Susana Díaz apoyada por algún presidente del PP.

La bronca de Revilla

Según algunas fuentes, ha sido en este punto cuando se ha registrado el momento más tenso de la jornada. Lo ha protagonizado el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, cuando se ha encarado con Cifuentes a propósito de las diferencias fiscales entre regiones.

Estas fuentes han explicado que Revilla, que suele expresarse de forma vehemente, ha elevado el tono de voz al final ya de la reunión para echar en cara la bonificación de determinados impuestos dados sus mayores ingresos, ha dicho, como sede de la capital del país. 

Las fuentes consultadas han asegurado que Cifuentes ha respondido con datos y que el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha mediado en el debate.

Tras casi siete horas reunidos, el propio presidente valoró la cita como "provechosa" y subrayó los que para el Gobierno son los principales acuerdos: el debate sobre el modelo de bienestar y el gasto público, el problema demográfico y las pensiones, y la reforma del modelo de financiación autonómica. 

En este sentido, Gobierno y autonomías crearán en un mes una mesa de expertos para preparar un nuevo sistema que será aprobado este mismo año. 

Presidentes populares y socialistas han decidido además que la Conferencia se celebre de forma estable cada año y que cada seis meses se evalúe el cumplimiento de sus acuerdos. Asimismo, el Senado acogerá un debate autonómico sobre el modelo educativo y otro sobre violencia de género.

Preguntado por la ausencia del presidente catalán, Rajoy se limitó a reiterar que su invitación al diálogo será "siempre permanente".

Comenta esta noticia
Update CMP