12 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El otro líder político mexicano que ofende a España homenajeando a un etarra

Otegi, saludando al presidente del Senado de México, flanqueados por la bandera tricolor y la ikurriña

Otegi, saludando al presidente del Senado de México, flanqueados por la bandera tricolor y la ikurriña

El presidente del Senado recibió con todos los honores a Arnaldo Otegi, reconociéndole como un dirigente de "la izquierda" muy sensible a las "preocupaciones económicas de la gente"

No solo López Obrador ha dejado a la altura del betún a España con su petición de disculpas al Rey por la conquista de América. Otro importante líder político de México ha denigrado a nuestro país recibiendo con todos los honores a un etarra.

Se trata ni más ni menos que del presidente del Senado, Martí Batres, que dio audiencia al antiguo dirigente de ETA y actual líder del partido proetarra EH Bildu, Arnaldo Otegi, en la mismísima cámara de representación.

 

El jefe abertzale ha estado realizando un viaje oficial en México donde se ha reunido con representantes institucionales y agentes sociales y culturales del país centroamericano. Otegi ha viajado por invitación de la Fundación para la Democracia, cursada en persona por el veterano político azteca Cuauhtémoc Cárdenas.

 

 


Una de esas reuniones fue la mantenida con el presidente del Senado, publicitada por este en su perfil de Twitter. Así, junto a una imagen de un saludo entre ambos, flanqueados por la bandera tricolor mexicana y la ikurriña, Batrés destaca del encuentro el interés de Otegi "de que la izquierda no olvide las grandes preocupaciones económicas de la gente", olvidando el pasado de sangre, terror y totalitarismo de su interlocutor.

Otro palo a Obrador

Mientras, el director de la Academia Mexicana de la Lengua, Gonzalo Celorio, se ha sumado a la ristra de desmentidos y críticas al presidente mejicano por practicar la hispanofobia. Así, ha asegurado que España "no tiene que pedir perdón" por los abusos de los españoles durante la conquista de México, tal y como reclamó el presidente de su país, Andrés Manuel López Obrador, al Rey de España y al Papa.

"No creo que España tenga que pedir perdón, en primer lugar porque eso pasó hace 500 años; en segundo lugar, porque no eran los Borbones (los responsables), sino los Austrias; y en tercer lugar, porque ha habido un proceso de conquista espiritual tan fuerte que nosotros, los mexicanos, somos de alguna manera los responsables de esa marginación que sufren los indios", ha señalado el académico tras su intervención en una sesión plenaria en el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española en la ciudad argentina de Córdoba.

 

Comenta esta noticia
Update CMP