20 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Lastra lanza una gravísima acusación a PP y Cs para tapar sus apaños con ERC

El PSOE "borra" todas las promesas de Sánchez contra el separatismo y además lanza una tremenda ofensiva contra la oposición con un objetivo inconfesable: es éste.

Tremendo. Para el PSOE, quienes se saltan la Constitución son "el PP y Ciudadanos". Lo ha dicho, con esas palabras literales, su portavoz en el Congreso y mano derecha de Pedro Sánchez, Adriana Lastra, a la par que defendía con uñas y dientes reformar el Código Penal para auxiliar a Oriol Junqueras y el resto de políticos condenados por el Tribunal Supremo.

Lejos de aclarar las brutales contradicciones de Sánchez, que ha pasado en pocas semanas de pedir la reforma penal para endurecer el delito de rebelión a buscar un "indulto" por la puerta de atrás; el pit bull parlamentario del PSOE ha pasado al contrataataque acusando a populares y naranjas de pisotear la Carta Magna por no doblegarse a los deseos socialistas de controlar el CGPJ.

"No dicen solo que no van a apoyar ninguna ley, sino que además se van a saltar la Constitución y a bloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial", ha espetado Lastra, que ha afeado a los 'populares' su negativa a negociar, en una entrevista en TVE.

Y todo para defender una modificación del Código Penal que rebaje la sanción por delitos como la sedición y le permita a Junqueras salir de prisión antes de la celebración de las Elecciones en Cataluña, en las que quiere personarse como candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat.

 

La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados ha asegurado jueves que los socialistas no "renunciarán" a la reforma del Código Penal y a la revisión de la tipificación de los delitos de rebelión y sedición "solo porque el PP no quiera sumarse".

Para intentar justificarlo, la dirigente socialista ha defendido la adecuación de la norma recordando que "algunas sentencias" recibidas por parte de "Alemania, Bélgica o Reino Unido" han dejado claro que es necesaria una modificación legislativa.

Una concesión

"Fuimos conscientes de que había que modificarlo por lo que nos estaban diciendo. Que había que homologarlo, hacerlo entendible a otras justicias. Cuando se pedía que trajeran a algunos de los políticos fugados, al final lo que entendían es que, según su Código Penal, no existía delito de rebelión", ha señalado.

En este contexto, Lastra ha descartado que la reforma sea una concesión al independentismo catalán como han sostenido desde la oposición. "Cuando modificamos el Código Penal, no lo hacemos pactando con los territorios", ha aseverado.

 

 

En realidad, Lastra oculta que ya había habido pronunciamientos adversos de juzgados belgas o alemanes cuando, pese a ello, el PSOE se comprometió a aquilatar el delito de rebelión, elaborar una ley para perseguir penalmente mejor los referendos ilegales o, entre otras promesas, poner a Puigdemont ante la Justicia española.

Comenta esta noticia