30 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El espectáculo de Jorge Javier y Javier Negre a cuento de Alfonso Merlos

Jorge Javier Vázquez y Javier Negre

Jorge Javier Vázquez y Javier Negre

El asunto de faldas ha derivado en una bochornosa disputa política entre extremos que degrada con frivolidad la relevancia dramática de la tragedia que vive España.

 

 

El culebrón Merlos ha agitado las aguas mediáticas del fin de semana, no sin cierto bochorno para los que protagonizan el episodio y, también, para los que llenan horas de televisión con ello o incluso lo utilizan con fines políticos un tanto indignos del drama que vive España.

Están los que intentan convertir el affaire en una persecución política contra el periodista y, en general, contra toda posición critica. Y los que, sensu contrario, convierten los apuros de los responsables del vídeo, el propio Merlos y el canal de Youtube "Estado de Alarma" impulsado por Javier Negre, en una especie de hundimiento general de la "derecha mediática".

 

 

Ahí tienen a Jorge Javier Vázquez, en el Sábado Deluxe, haciendo la broma, glosado por el periodista Antonio Maestre, tras una conexión en directo con Javier Negre, que no ha dudado en lanzarse al ruedo desde hace 24 horas para participar en un debate que solo le afectaba tangencialmente. Y que, en el otro extremo al del presentador de Telecinco, le lleva a convertir el chusco vídeo en lo siguiente:

 

 

A unos y a otros solo cabe decirles que un poquito de por favor. Que lo que sucede en España es muy serio, que la pandemia está dejando una ruina humanitaria y va a dejar otra económica y que esto ni se resuelve cantando canciones partisanas como si las críticas al Gobierno fueran solo cosas de fascistas ni, tampoco, lanzando discursos radicales a todas horas que priman lo ideológico sobre los datos objetivos.

El espectáculo circense, a juicio de muchos tuiteros, se resume al final en otra gracia de Jorge Javier, a modo de broche de un show que degrada un debate serio al respecto de la epidemia de coronavirus y de sus consecuencias, sin duda terribles. Quizá a todos les vendrían bien un poco más de mesura y un poco menos de frivolidad

 

 

Estarán contentos todos del nivel, madre mía.

Comenta esta noticia