26 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Hermann Tertsch machaca al famoso actor "antifascista" de Aída por pedigüeño

Eduardo Casanova se convierte en la "estrella" de los Goya con un alegato que mezcló desvaríos políticos y peticiones de dinero para hacer sus películas. Y pasó esto.

 

 

El actor Eduardo Casanova, muy famoso por su papel de hijo de Pepe Viyuela en la célebre serie "Aída" protagonizada por Carmen Machi, fue el gran protagonista de los premio Goya, aunque no ganó ninguno.

Pero sus delirantes palabras en la alfombra roja del auditorio Martín Carpena de Málaga le hicieron viral, con lo que eso suele comportar: una ola de parabienes... y un tsunami de zascas de primera línea.

El chaval vino a ensalzar a Leticia Dolera, tan conocida por sus posiciones feministas como por haber despedido a una actriz embarazada de su serie. Fue solo el preámbulo de un increíble alegato en el que poco menos alertaba sobre el advenimiento del franquismo en España.

 

Y, eso sí, pedía dinero "público" para seguir dirigiendo películas... que en su caso casi nadie ve luego. Mejor escucharle a él mismo, que no tiene desperdicio:

 

 

Y claro, el pobre se llevó un buen manojo de zascas tuiteros, alguno de ellos de ilustre autoría, como éste de Hermann Tertsch, eurodiputado de Vox recientemente objeto de una querella de Podemos por alentar un Golpe de Estado.

Al parecer, recordar que el artículo 8 de la Constitución obliga al Ejército a garantizar el orden territorial en España es, para el partido del vicepresidente segundo del Gobierno, un abuso. Así le replicó el columnista metido a político:

 

 

Claro que todo esto no lo verán fácilmente destacado en la televisión, especialmente si es la pública de RTVE, mucho más centrada en glosar el incuestionable éxito de Almodóvar con su magnífica "Dolor y gloria" -que todo hay que decirlo- y en paladear el aquelarre progresista que se vivió en Málaga con Pedro Sánchez en primer fila arqueando la ceja de placer. Este tuit lo resume todo:

 

 

Y hagamos una excepción, un bonus track para un cuarto tuit que sobrepasa los límites de esta sección retuitera. Pero merece la pena, por lo divertido y lo simbólico: como saben, Carlos Bardem aprovechó la presencia de Sánchez para alabarle y de paso denigrar a Rajoy como mero lector del Marca -¿tiene algo de malo acaso?- y eso provocó mensajes tan hilarantes como éste.

¿Acaso estuvo también ahí el expresidente del PP? No, salvo en el verbo de la saga de actores más progre de la historia y en este divertidísimo tuit de uno que pasaba por allí:

 

Comenta esta noticia
Update CMP