23 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una bala perdida mata a la hija de un olímpico y promesa del atletismo en EEUU

Tyson Gay con su hija Trinity Gay (Facebook)

Tyson Gay con su hija Trinity Gay (Facebook)

La hija de Tyson Gay ha fallecido a la salida de un restaurante a causa de un tiroteo entre dos coches en el parking del recinto. La joven apuntaba a seguir los pasos de su padre.

La oleada de violencia continúa en Estados Unidos. El domingo falleció la hija del velocista estadounidense Tyson Gay, Trinity Gay, tras recibir un disparo en el cuello. La joven, de solo 15 años, se vio sorprendida durante la madrugada del sábado por un fuego cruzado entre dos coches. 

Trinity Gay salía de un restaurante en Lexington, Kentucky, alrededor de las 4.00 horas de la madrugada del sábado cuando, según los testigos, dos vehículos se enfrentaron a tiros en el parking del restaurante. La joven pudo haber sido alcanzada por una bala perdida ya que no viajaba en ninguno de los vehículos. 

La menor fue trasladada al hospital, pero no se pudo hacer nada para salvar su vida debido a su gravedad. Por su parte, la policía continúa las investigaciones y ha localizado y detenido ya a uno de los coches que se vieron envueltos en el tiroteo.

Tyson Gay, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres (relevos 4x100 con el equipo estadounidense) y triple campeón de Atletismo en 2007 (100 y 200 metros y relevos 4x100), ha hecho declaraciones a la cadena local Lex 18 reconociendo el fallecimiento da su hija. 

Estados Unidos tenía esperanzas puestas en Trinity Gay como velocista, que ya se había hecho con diferentes campeonatos dentro de su categoría con solo 15 años. La comunidad de atletas estadounidense se ha sumado a las condolencias que están llegando de todo el mundo a la familia de la menor. 

Comenta esta noticia
Update CMP