21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La juez envía a la cárcel a los líderes de la ANC y Òmnium por sedición

Los líderes de Ómnium y ANC, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, este lunes en la Audiencia Nacional.

Los líderes de Ómnium y ANC, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, este lunes en la Audiencia Nacional.

La magistrada Carmen Lamela ordena prisión incondicional por sedición para Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. Les acusa de instigar el acoso a la Policía y Guardia Civil en Cataluña.

Primer golpe de entidad de la Justicia al independentismo. La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha decretado este lunes el ingreso en prisión incondicional sin fianza para los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente, por promover las concentraciones del pasado 20 y 21 de septiembre en Barcelona.

La magistrada atiende así la petición de la Fiscalía tras tomarles declaración por segunda vez en calidad de investigados por un delito de sedición, penado con hasta diez años de cárcel y les envía a prisión al entender que en las convocatorias hechas por los líderes soberanistas se hacía un llamamiento, no a una manifestación pacífica, sino a la "protección" de los gobernantes catalanes mediante "movilizaciones ciudadanas masivas".

Ya en el auto en el que decretó libertad sin fianza para el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, la juez apuntó al papel jugado por Sánchez y Cuixart al promover las concentraciones callejeras "por su capacidad de convocatoria". Y, en este sentido, recogió el llamamiento del líder de la ANC a los congregados aquel 20-S: "Que nadie se vaya a casa, será una noche larga e intensa".

La Fiscalía había solicitado prisión incondicional Sánchez y Cuixart, por el presunto delito de sedición por los incidentes ocurridos en Cataluña los días 20 y 21 de septiembre y a la luz de las nuevas informaciones aportadas en los atestados de la Guardia Civil.

Según la Guardia Civil, Sánchez y Cuixart fueron responsables de "alentar a la masa" llamando a la protesta durante los registros los días 20 y 21 de septiembre tanto frente a la Consejería de Economía y Hacienda -de donde los agentes de Policía Nacional y Guardia Civil no pudieron salir en casi veinticuatro horas- y luego ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Y días después, en el auto en que confirmaba su competencia para investigar el delito de sedición, la magistrada también argumentaba la presunta responsabilidad de los investigados, exponiendo el "papel esencial" que tuvieron Sánchez y Cuixart en el plan de la Generalitat para la independencia.

En opinión del fiscal, "la nueva información obtenida" gracias a los atestados de la Guardia Civil permite concluir que los hechos ocurridos los citados días "no suponen un hecho aislado como quieren hacer parecer" los investigados, sino que "se enmarcan dentro de una estrategia compleja con la que desde hace tiempo vienen colaborando".

Comenta esta noticia
Update CMP