11 de julio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Rey Emérito se hizo un lifting y se fue de la lengua con Letizia y su cuñada

Si el Rey Juan Carlos quería mantener en secreto lo que hablaba en "aquel cuartito" alquilado para recuperarse de los "retoquillos estéticos" sufridos para estar más guapo estaba en un error

Está claro que tanto Jaime Peñafiel como Pilar Eyre son un pozo sin fondo a la hora de dar información relacionada con los miembros de la Familia Real.

Ahora la periodista vuelve a aprovechar su blog de Lecturas para arrojar nuevos datos sobre los "arreglillos estéticos" a los que se ha sometido el Rey Juan Carlos y que comenzó a hacerlos cuando le convenció Corinna hace ya años.

De hecho, con ella acudió a la clínica Planas de Barcelona para que "les hicieran a ambos un lifting al alimón" y es que "¡Don Juan Carlos quería estar joven y guapo para su amada princesa!".

Precisamente para su "recuperación y posteriores retoques, llegó a alquilar un pequeño departamento en la clínica, donde ofrecía cenas a los médicos, sus amigos e incluso a su hija Cristina, que vivía enfrente". 

De lo que también se ha enterado Pilar Eyre es de que en aquel "cuartito se hablaba de todo, del divorcio de Elena, de la situación política y hasta de Letizia".

Curiosamente, "uno de aquellos doctores amigos era Manuel Sánchez, que ahora le ha ofrecido en su clínica particular un pack antiaging: dieta y, quizás, inyecciones de bótox, vitaminas y ácido hialurónico, porque el emérito sigue siendo un coqueto. ¿Querrá estar guapo para reconquistar a Sofía?", se pregunta Eyre revoltosa.

Comenta esta noticia