15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Vox se planta ante TV3 y toma la matricula a los “golpistas” mediáticos

Abascal ha puesto en la mirilla al altavoz del separatismo, un ente financiado con derroche de dinero público y unos cuantos nombres que hacen de infantería de todo.

 

 

La formación de Santiago Abascal ha abierto un nuevo frente contra el aparato propagandístico del independentismo. El objetivo no solo es denunciar la actuación de TV3 sino también conseguir su intervención y poner el foco en los responsables con nombres y apellidos. 

Vox lo tiene claro: la situación ya no admite medias tintas con el principal altavoz propagandístico del independentismo. Por eso, el partido de Santiago Abascal ha lanzado una operación para ‘tumbar’ la señal independentista de TV3, convertida en un foco de ataques y llamadas constantes a la desobediencia con el beneplácito de su director, el militante de Ómnium Vicent Sanchís.

La Vicesecretaría de Comunicación de Manuel Mariscal ha anunciado su intención de mantener un seguimiento constante de la cadena pública catalana para “denunciar su papel en el golpe y exigir su intervención”.

 

Una petición que ya en su momento se realizó por parte de algunos sectores pero que el Gobierno de Mariano Rajoy no contempló, pese a saber perfectamente que se trataba del principal órgano de difusión de consignas ‘indepes’ con cargo al erario público.

Para Vox, TV3 opera “al servicio de Torra, del golpe y de la rebelión contra el orden constitucional”. El primer ejemplo lo han puesto con ‘Els Matins’, al que acusan de haber dado clases de desobediencia civil, y calificado como una “cloaca”.

Lo cierto es que la nómina de sujetos que han hecho del independentismo en TV3 un modo de vida bien retribuido, cayendo de lleno en la insurrección y el insulto, es variada e incluye nombres como Mónica Terribas, Jair Domínguez, el productor Toni Soler o Pilar Rahola, entre otros muchos y sin contar los de segunda fila. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP