Pedro Sánchez y Compromís “enmiendan” la euforia de Puig con los Presupuestos

José Luis Ábalos presentando los PGE de Fomento

José Luis Ábalos presentando los PGE de Fomento

Conocidos los detalles de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019, al PSPV le ha faltado tiempo para tres cosas: sacar pecho del global de las inversiones territorializadas en la Comunidad Valenciana, anunciar que ha habido un error que se enmendará en la partida del Transporte Metropolitano de Valencia, y silbar mirando al techo en las inversiones para teatros y museos singulares. En estas dos últimas cosas la coincidencia con lo que hacía el Gobierno de Mariano Rajoy es ciertamente significativa.

Para el Transporte han sido consignados 10 de los 38 millones que todo el mundo considera necesarios, aunque este martes Ribó ha subido la apuesta a 52 millones. Lo mismo que hizo Rajoy previa enmienda de Ciudadanos, con el compromiso de aumentar la partida en años posteriores. A Barcelona este año le darán 149, a Madrid 127 y a Canarias 47,5. Sandra Gómez y el PSPV, además de tirarse las manos a la cabeza -como diría Alejandro Sanz, cuando nadie me ve-, se han apresurado a decir que habrá enmienda con los 28 que millones faltan y que será aceptada.

A la candidata socialista le habrá dolido especialmente el tuit del alcalde Joan Ribó (Compromís) calificando la partida inicial como “la misma miseria que con el PP”. Porque la palabra “miseria” es heredera de “limosna” (Ribó 2018), “migajas” (Grezzi 2018), y “fake news” (Puig 2018) con los que fueron saludados los 10 millones y las promesas de 20 y 30 para años posteriores que Ciudadanos le arrancó a Rajoy y De la Serna.

Para la Cultura, especialmente para la música, las cifras cantan. Las recuerda Compromís en otro tuit: Teatro Real de Madrid (no Teatro del Real Madrid, ojo) 9,9 millones; Liceo de Barcelona otros 8,3 millones; Maestranza de Sevilla 2,2 kilos; y Palau de les Arts, 1 milloncejo. Eso, en templos musicales. En museos, los madrileños Reina Sofía y Thyssen han sido agraciados con 41,5 y 7,6 millones, respectivamente; el barcelonés MNAC con 2,2; y el valenciano IVAM con una pedrea de 0,26 millones.

Claro, para este viaje no hacían falta tantas alforjas, pensarán en la coalición naranja, que ha visto en estos dos puntos (Transporte y Cultura) dos contrapesos al anuncio del 9,8% para la Comunidad Valenciana de la inversión territorializada para 2019. que está pendiente -como todo- de que separatistas catalanes y otros acepten estos PGE que a ellos les dan el doble (18,5%) o bien opten finalmente por cargarse a un segundo presidente de Gobierno, que sería otra bonita humillación para el Estado del que quieren irse.

Y también en este punto de las inversiones ha habido contestación. La diputada Mireia Mollà -que es una de las opciones de Mónica Oltra cuando la vicepresidenta no quiere decirlo todo (*)- no tardó en responder al tuit “institucional” de la Generalitat en el que “por primera vez en 15 años los PGE recogen las inversiones que nos corresponden” calificándolo de “un tuit de parte, no de gobierno! Ni los valencianos somos el 9,8% ni están todas las inversiones que nos corresponden”.

PD: Compromís eleva al 10,7% el 10,6% que reclamaba Mollà.

(*) De momento se ha limitado a decir que los PGE son “molt millorables” para los valencianos. Es de suponer que el viernes habrá ampliación de la noticia. La pre-campaña no ha hecho más que empezar, y PSPV y Compromís van en listas y cuentas de Twitter separadas aunque compartan Consell.

 

Comenta esta noticia
Update CMP