24 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez firma el "pacto frankenstein" en Navarra y deja a Chivite rehén de Otegi

Pedro Sánchez y María Chivite, en un mitin del PSN.

Pedro Sánchez y María Chivite, en un mitin del PSN.

Los socialistas cierran con Podemos y Geroa Bai su acuerdo para entregar la Comunidad Foral al nacionalismo vasco. Y alejan la abstención de PP o Cs en septiembre en el Congreso.

El afán de poder de María Chivite ha podido más que las generosas ofertas de Navarra Suma (UPN, PP, Ciudadanos), el interés general de una plaza muy delicada para la estabilidad constitucional e, incluso, para los intereses inmediatos de Pedro Sánchez de cara a una segunda intentona para su investidura en septiembre.

PSOE, Geroa Bai (PNV) y Podemos han cerrado este viernes un acuerdo para conformar un Gobierno de coalición en Navarra que presidiría la candidata socialista Chivite. El Ejecutivo también contaría con el apoyo parlamentario de Izquierda-Ezkerra, que ha declinado formar parte del Gobierno de coalición.

El acuerdo se ha cerrado este viernes a mediodía después de que representantes de las cuatro fuerzas se hayan citado en el Parlamento de Navarra para ultimar el acuerdo y hayan estado negociando durante tres horas, una negociación que se ha alargado por las disconformidades expresadas por Podemos.

Una vez alcanzado el acuerdo, a principios de la próxima semana, el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, realizaría una ronda de consultas para proponer a María Chivite como candidata a la Presidencia de Navarra.

La sesión de investidura se debe convocar con un margen de tres días desde la ronda de consultas, es decir, como pronto a finales de la próxima semana.

Los socialistas suman once escaños en el Parlamento de Navarra, Geroa Bai nueve, Podemos dos e Izquierda-Ezkerra uno, lo que da una suma de 23, a tres de la mayoría absoluta, por lo que necesitarían de la abstención de Bildu para que la investidura prosperara.

Según este acuerdo, el Gobierno de coalición tendría 13 consejerías, de las que 8 recaerían en el PSOE, cuatro en Geroa Bai y una en Podemos.

Izquierda-Ezkerra, que apoyará la formación del Gobierno en el Parlamento de Navarra, ha decidido no formar parte del Ejecutivo de coalición.

Las ocho consejerías que ostentaría el PSN serían las siguientes: Economía y Hacienda; Educación; Cultura y Deporte; Cohesión Territorial; Universidades, Innovación y Transformación Digital; Derechos Sociales; Presidencia, Función Pública e Interior, y Salud.

Las consejerías de Geroa Bai serían Desarrollo Económico y Empresarial; Desarrollo Estratégico y Territorial; Relaciones Ciudadanas; y Desarrollo Rural y Medio Ambiente. La consejería para Podemos sería la de Políticas Migratorias y Justicia.

Comenta esta noticia
Update CMP