Benidorm pide modificar la Ley del Taxi de la Comunidad Valenciana

Sesión plenaria del mes de octubre del Ayuntamiento de Benidorm

Sesión plenaria del mes de octubre del Ayuntamiento de Benidorm

El pleno del Ayuntamiento de la localidad acuerda reclamar un cambio para que el sector pueda utilizar vehículos de siete plazas y se equipare a las plataformas de VTC

El pleno del Ayuntamiento de Benidorm ha aprobado por unanimidad una propuesta del equipo de gobierno, en manos del PP, para reclamar a la Generalitat Valenciana que lleve a cabo una modificación en la Ley del Taxi, de competencia autonómica, de modo que los trabajadores del sector puedan emplear vehículos de siete plazas, incluido el conductor, y que así puedan estar equiparados a los que utilizan las plataformas de VTC.

La moción tiene su origen en una petición formulada por las dos asociaciones del taxi de la ciudad, que en la actualidad representan a 232 licencias. Ambas patronales expresaron al gobierno local que, a su juicio, llevar a la práctica dicha modificación sería un beneficio “para todos los taxis de la Comunidad”, según ha explicado José Ramón González de Zárate, concejal de Movilidad en el pleno celebrado.

Con la normativa que rige en estos momentos los taxis están en “desventaja competitiva” frente a las VTC porque se encuentran con que en muchas ocasiones no pueden realizar determinados servicios.

La propuesta ha contado con el apoyo de PSOE y Ciudadanos. En ese sentido, el portavoz socialista Rubén Martínez ha puesto el acento en el beneficio que también supondría para las familias usuarias del taxi porque, según ha expuesto, las familias de seis miembros “podrían utilizar solo un vehículo en lugar de dos”.

Lo que no ha prosperado, sin embargo, ha sido una moción del PSOE para destinar 18.000 euros a la reforma de un bloque de aseos en el centro ocupacional Doble Amor. En realidad ese ha sido casi el único punto del orden del día en el que se han producido algunas fricciones entre gobierno y oposición socialista.

Los populares han explicado que su voto en contra a la moción obedecía a que el propio Doble Amor “no nos ha pedido ninguna reforma” y al hecho de que un informe del interventor al respecto recomendaba que sería conveniente que la subvención propuesta se presupuestase en el próximo ejercicio para dar tiempo a su ejecución y su justificación. De cualquier forma, el gobierno ha expresado su voluntad de destinar dicha partida en el próximo ejercicio presupuestario para que el centro acometa la reforma.

Como era previsible, la explicación no ha convencido a los socialistas. Rubén Martínez ha subrayado que “en ningún momento en la moción se especifica que la reforma tuviera que ejecutarse en este ejercicio” y ha acusado al gobierno local de no querer acometer dicha subvención “porque no les apetece”, algo que ha calificado de “lamentable y preocupante”.

Por otro lado, ni siquiera se llegó a debatir una moción de Ciudadanos para que se rebajase el Impuesto de Bienes Inmuebles el año próximo porque el propio grupo proponente pidió que se quedara sobre la mesa a la espera de informes económicos. Por último, todos los grupos sí acordaron de forma unánime destinar una ayuda de 25.000 euros para los damnificados por el episodio de gota fría en la Vega Baja.

Comenta esta noticia
Update CMP