24 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado viaja a Colombia a dar un 'sopapo' a Maduro y apoyar al nuevo presidente

Casado, en Andalucía la semana pasada junto a Loles López y el alcalde de Algeciras

Casado, en Andalucía la semana pasada junto a Loles López y el alcalde de Algeciras

El líder del PP, apreciado en toda la Latinoamérica no populista, se marcha a Bogotá en plena oleada del chavismo contra la Colombia moderada de Santos y Duque.

Pablo Casado se marcha a Colombia, en un mensaje de carácter internacional para fijar las bases del partido frente a regímenes como el de Venezuela pero, también, en clave nacional para el PSOE y especialmente Podemos. Así, el líder del PP asistirá a la toma de posesión de Iván Duque como presidente de Colombia, al que trasladará el "apoyo" del Partido Popular frente a los intentos del Ejecutivo venezolano de "boicotear" su investidura.

Casado, en un acto del PP celebrado en Vitoria, se ha referido de esta forma a las acusaciones del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, contra el presidente saliente de Colombia, Juan Manuel Santos, al que ha acusado de estar "detrás" de un intento de asesinato contra su persona, sin ninguna prueba y dentro de la campaña habitual del sátrapa venezolano, que tiene a Estados Unidos, Colombia y la propia España, al menos hasta ahora, como sus bestias negras.

 

El líder del Partido Popular ha anunciado que este lunes partirá hacia Colombia para asistir a la toma de posesión de Iván Duque, que sustituirá a Juan Manuel Santos como presidente del Gobierno colombiano. No es un viaje casual. Casado acumula una amplia experiencia internacional desde sus tiempos como miembros del Gabinete del presidente Aznar, siempre ha dedicado tiempo y palabras a Latinoamérica y allí es apreciado por los dirigentes más enfrentados al populismo.

 

 Casado, con María San Gil y el padre de Leopoldo López, hace unas semanas

 

Casado trasladará su "apoyo" al nuevo jefe del Ejecutivo colombiano y a "otros gobiernos de la región que creen en la libertad y la democracia frente al chavismo populista". El dirigente 'popular' ha acusado a Maduro de tratar de "boicotear" la investidura de Duque con afirmaciones como las realizadas este pasado sábado respeto a la presunta implicación de Santos en un intento de asesinato contra su persona.

Abucheos de fascistas abertzales

La ofensiva internacional de Casado contra Maduro coincide con su posición frontalmente opuesta al acercamiento de presos de ETA a cárceles vascas o contra la laxitud gubernamental ante los homenajes a terroristas liberados cuando regresan a su pueblos.

En ese sentido, ha reclamado este domingo en Vitoria que el Gobierno "extreme las precauciones" para evitar homenajes al exdirigente de ETA Santi Potros, que ha sido excarcelado tras pasar 31 años en la cárcel por cerca de 40 asesinatos.

 

Casado ha lanzado este mensaje en un acto celebrado en Vitoria, en el que varias decenas de personas le han sometido a un escrache con abucheos, le han llamado "terrorista" y le han lanzado reproches alusivos a su trayectoria política netamente basada en la idea de una España unida.

Ante esta protesta contra su persona y contra el Partido Popular, el líder del PP ha asegurado que es necesario "recuperar la convivencia y la concordia", frente a aquellos que representan una "minoría radical" y "quieren que no podamos hablar en el País Vasco de lo que les interesa a los españoles".

Un tranquilo Casado, que ha estado acompañado por el presidente del PP, Alfonso Alonso y otros dirigentes 'populares', ha defendido la necesidad de construir "una sociedad en libertad, con seguridad y sin ningún tipo de presiones o insultos".

Comenta esta noticia
Update CMP