26 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El rencoroso "recado" de Puigdemont a Iceta y la fría venganza que le prepara

Puigdemont, este viernes, de visita en Eslovenia.

Puigdemont, este viernes, de visita en Eslovenia.

El expresidente ha hablado de lo que piensa sobre la llegada del líder del PSC a la presidencia del Senado. Dicen que la venganza es un plato que se sirve frío...

La venganza, dicen, es un plato que ser sirve frío. Eso es lo que ha debido pensar Carles Puigdemont, tras conocer la candidatura de Miquel Iceta a la presidencia del Senado.

El cabeza de lista de JxCat a las europeas ha asegurado este viernes que no está "en condiciones" de dar su apoyo al líder del PSC para que sea designado senador por el Parlament, lo que le llevaría luego a poder presidir el Senado.

"Iceta votó mi suspensión como diputado del Parlament, por lo tanto es bastante extraño que, quien vota la suspensión de forma absolutamente ilegal e ilegítima de un diputado, a mí me pida que le apoye", ha destacado en declaraciones desde Ljubljana (Eslovenia), acompañado de los candidatos dos y tres a las europeas, los exconsellers Toni Comín y Clara Ponsatí.

Según Puigdemont, es una decisión que atañe al Parlament y que deberá decidirse "en función de mayorías y minorías" en el pleno que votará la designación como senador de Iceta, que está previsto que se celebre el jueves 16 de mayo.

También ha apelado al Estado a respetar el resultado de las urnas y las reglas de la UE si sale elegido eurodiputado: "¿Respetarán lo que dice el reglamento y las normas de la UE, o harán como han hecho antes, incumplir y ser sancionados por dicho incumplimiento?".

Para Puigdemont, el Estado además debe preguntarse la influencia que quiere ejercer en la UE tras haber visto "diputados del PP presumir de haber impedido" que realizara una conferencia en el Parlamento Europeo.

Comenta esta noticia
Update CMP