30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cae la tapadera que la presidenta de Podemos suspendida usó para engañar a todos

El Rey con la presidenta del Parlamento balear, Xelo Huertas.

El Rey con la presidenta del Parlamento balear, Xelo Huertas.

¿En qué momento la presidenta del Parlamento balear pasó de pedir al Rey dinero para comedores sociales a practicar la caridad con sus amigos utilizando su cargo? Ésta es Xelo Huertas.



"Me quitarían un peso de encima". Así de socarrona ha respondido Xelo Huertas ante la posibilidad de tener que abandonar la Presidencia del Parlamento de Baleares tras el escándalo que le ha salpicado de lleno.

Ella que llegó a pedirle al Rey que suprimiera la tradicional recepción veraniega en el Palacio de Marivent y destinara el dinero a "una asociación o un comedor social"... y resulta que con quien practica la caridad es con sus amigos.

Podemos anunció este lunes la suspensión de militancia de Huertas, la diputada regional Montse Seijas y el secretario de Acción Institucional de Podemos Baleares, Daniel Bachiller. Al parecer las dos primeras amañaron un contrato para un convenio entre el Parlament y el laboratorio de Bachiller.

El caso tiene revolucionado al partido, en el que según Huertas hay mucho envidioso. Afirma ella que todo se debe a los "celos y la testosterona" que hay en Podemos Baleares, pero la verdad es que la sombra de la sospecha ha perseguido a la segunda autoridad de las islas desde casi su nombramiento.

De hecho cuando apenas habían transcurrido tres meses de su nombramiento El Diario de Mallorca publicó detalladamente cómo se estaba quedando con más sueldo del que le correspondería atendiendo a los límites que Podemos establece para sus cargos públicos (tres veces el salario mínimo interprofesional). 

El mes pasado pillaron a la presidenta del Parlamento balear alargando un viaje oficial a Roma para tomarse allí unos días de asueto. Y así respondió ella:

Pero lo más sangrante es la tapadera que se había buscado la dirigente morada. Mientras con una mano amañaba -presuntamente- un contrato público, con la otra pedía a voces una Oficina de Lucha contra la Corrupción. Y además la quería junto a la entrada del Parlament. Según Huertas para que fuera "un símbolo, un icono que muestre a todos los ciudadanos la voluntad de luchar contra la corrupción".

Dicha Oficina, incluida en el acuerdo de gobernabilidad de Baleares que dio la Presidencia a la socialista Francina Armengol, debería crearse este trimestre. Huertas ha sido una de sus principales promotoras. Dime de qué presumes...

Comenta esta noticia
Update CMP