29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las 4 peticiones del Rey: Felipe envía en su "desescalada" un mensaje a Sánchez

El Rey Felipe, este lunes.

El Rey Felipe, este lunes.

El jefe del Estado ha pronunciado este lunes su primer discurso oficial tras dos meses de agenda en Zarzuela. Y ha marcado la hoja de ruta imprescindible para la recuperación.

La Zarzuela inicia también su particular desescalada. Tras dos meses de agenda en Palacio y contadas salidas de Felipe VI -al Hospital de Ifema, el Mando de Operaciones del Ejército y al Centro Nacional de Emergencias-, el Rey ha protagonizado este lunes su primer acto de agenda oficial. Y, en su discurso, ha establecido una especia de hoja de ruta imprescindible para que la clase política sea capaz de afrontar la dura crisis que se avecina.

En un mensaje, con notable carga política entre líneas, el Jefe del Estado ha hecho un guiño a los empresarios y ha hecho cuatro peticiones expresas al Gobierno y a la oposición: "inteligencia, generosidad, esfuerzo y sacrificio".

El Rey se ha mostrado convencido de que España superara junta y solidariamente el desafío que ha generado la pandemia del coronavirus, durante su intervención en el presentación del Informe anual de Cotec de este año, que se ha celebrado este lunes en la sede de Telefónica con la presencia de algunas autoridades pero sin público.

"Estoy seguro de que el desafío que vivimos lo superaremos juntos, solidariamente -ha enfatizado-. Vemos muestras de ello a diario: además del inmenso ejemplo que nos han dado todos los profesionales y voluntarios que han respondido desde el primer día a la emergencia, para salvar vidas, para atender los servicios y necesidades básicas y para seguir funcionando como país, como sociedad y como Estado".

En este sentido, ha mencionado la "gran cantidad de iniciativas, también ejemplos de ese esfuerzo compartido, en el mundo empresarial y en la comunidad innovadora". Un guiño al empresariado en un momento en que desde algunos sectores, como Podemos, se le ha puesto en el punto de mira.

Así, el Monarca ha asegurado que todos comparten en estos días "mucho dolor y mucha preocupación", pero también "enormes ganas" de que toda esta situación" -de tremendo daño en casi todos los órdenes que está produciendo el virus y nuestra lucha por doblegarlo- termine pronto. "Y seamos capaces de superarla, de encarar la recuperación con ánimo, esperanza y serenidad, ha añadido.

 

 

El Rey ha recordado que el país ha perdido "muchas personas", mientras otras muchas han sufrido en el marco de la pandemia. Pese a ello, ha instado a seguir construyendo el futuro, para lo que ha exigido "inteligencia", "generosidad" y "esfuerzo y sacrificio".

"Aprovechemos este periodo de transición que nos obligará temporalmente a mantener las distancias físicas para enfocarnos en el valor de lo intangible; en lo que no tocamos, pero sabemos que está ahí, que importa, que nos hace diferentes y puede hacernos mejores tanto en la economía, como en nuestras vidas en general", ha señalado en el acto.

"Vivimos en esa complejidad; un mundo continuo, con fronteras difusas en muchos ámbitos, en el que hasta el organismo más simple -apenas un puñado de genes es capaz de desencadenar efectos catastróficos que ponen en jaque a la propia civilización. Se nos estaba olvidando ese 'efecto mariposa' del que tanto hemos oído hablar, pero hemos tenido que recordarlo de forma especialmente dura", ha concluido Felipe VI.

M.B
Comenta esta noticia